MercoPress, in English

Domingo, 21 de julio de 2024 - 18:36 UTC

 

 

Blatter impertérrito se declaró una víctima más y confirmó congreso de FIFA

Viernes, 29 de mayo de 2015 - 10:22 UTC
“Mucha gente me cree responsable de las acciones de la FIFA. Pero yo no puedo controlar a todos, todo el tiempo” dijo Blatter en el discurso de apertura. “Mucha gente me cree responsable de las acciones de la FIFA. Pero yo no puedo controlar a todos, todo el tiempo” dijo Blatter en el discurso de apertura.

“Algunos de los nuestros nos han fallado”, dijo Josep Blatter jefe máximo de la FIFA en la apertura este jueves del Congreso en Zúrich, durante el cual confirmó que el viernes se hará la elección de presidente y se desligó del escándalo de corrupción considerándose una víctima más, pero que involucra, por ahora, a nueve altos dirigentes de la organización y cinco empresarios.

“Mucha gente me cree responsable de las acciones de la FIFA. Pero yo no puedo controlar a todos, todo el tiempo” dijo Blatter en el discurso de apertura.

“Yo tengo que llevar la responsabilidad de la FIFA. No voy a permitir que las acciones de unos cuantos destruyan el trabajo de tantos que trabajan duro por el fútbol”, sostuvo mirando seriamente al auditorio.

Pero lejos de cualquier autocrítica, responsabilizó de los actos de corrupción a “una minoría” y enfatizó: “los que están corrompiendo al fútbol son una minoría y, como sucede en la sociedad, deben ser castigados”.

Siguiendo la línea de FIFA como víctimas desde que estalló el escándalo sostuvo: “cooperaremos para que todos sean castigados. No hay lugar para la corrupción de cualquier tipo. Van a llegar más noticias malas. Pero es necesario recuperar la confianza en nuestra organización”.

El hombre que está al frente de la FIFA desde 1998 dijo que “este es un momento clave. Más debemos hacer para que más gente se comporte de manera responsable fuera de la cancha, donde no hay árbitros”.

Luego ratificó que este viernes se realizará la elección en la que aspira a obtener la presidencia por otros cuatro años: “Mañana el Congreso tiene la oportunidad de iniciar un camino largo y difícil para recuperar la confianza”.

Unos aplausos apagados coronaron su alocución, que dio paso a la parte musical de la ceremonia inaugural del Congreso más polémico de la historia del fútbol.

En tanto la UEFA (federación de fútbol europeo), a través de su presidente Michel Platini, convocó a todas las federaciones del mundo a votar en favor del rival de Blatter este viernes, el príncipe jordano Alí bin Hussein, devenido la “esperanza de Europa”.

Platini reveló que se había reunido en privado con Blatter a pedirle la renuncia ante la magnitud del escándalo pero amablemente y sin ceder dijo que bajo ningún concepto podría abandonar la FIFA en estas circunstancias.

A pesar del escándalo y el arresto de varios dirigentes de la FIFA en Suiza el pasado miércoles, el congreso de este viernes no ha podido ser cancelado o suspendido, del momento que cualquier cambio de agenda exige dos tercios de los votos (para incluir las denuncias) y la suspensión, una mayoría de tres cuartos según los estatutos del órgano rector del fútbol mundial.