MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 19:53 UTC

 

 

Producción de carne bovina en Argentina se mantiene estabilizada

Viernes, 20 de febrero de 2015 - 18:21 UTC
El 45,6% de la faena en enero fueron hembras, la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo y que según Ciccra no debe superar el 43% El 45,6% de la faena en enero fueron hembras, la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo y que según Ciccra no debe superar el 43%
Si bien hubo menor actividad frigorífica se compensó con ”una suba del peso promedio en gancho”, que creció de 218 kilos a 223 kilos este enero Si bien hubo menor actividad frigorífica se compensó con ”una suba del peso promedio en gancho”, que creció de 218 kilos a 223 kilos este enero

La producción de carne bovina en Argentina creció un 1,9% interanual en enero del 2015, a 234.000 toneladas, debido a un incremento en el peso de los animales faenados, dijo el jueves una cámara sectorial.

 Si bien la faena de vacunos en el país austral -un importante exportador mundial de carne- cayó un 0,3% contra el primer mes del 2014, el aumento del peso de los animales sacrificados compensó la baja, explicó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

“La retracción del nivel de actividad de la industria frigorífica se compensó con una suba del peso promedio en gancho”, señaló la cámara en su reporte mensual, que informó que en enero el peso promedio de una res en gancho fue de 223 kilogramos y que hace un año fue de 218 kilogramos.

El 45,6% de los animales faenados en enero fueron hembras, la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo y que según Ciccra no debe superar el 43% para mantener las existencias de ganado.

La cifra se encuentra 0,3 puntos porcentuales por encima del nivel registrado en el primer mes del año pasado.

Las tasas de faena de hembras son vitales para la conservación de los rodeos y son vigiladas de cerca por el sector cárnico luego de que entre 2008 y 2009 muchos ganaderos liquidaron parte de su hacienda por una fuerte sequía y la baja rentabilidad del negocio, que atribuían a las regulaciones oficiales de los mercados.

A partir del 2010, tras una recuperación de los precios del ganado, los productores de hacienda empezaron a retener sus hembras, lo que permitió que el rodeo de Argentina volviera a crecer, aunque no alcanzó los niveles previos a la liquidación.

Por otra parte, Ciccra informó que entre febrero del 2014 y enero del 2015 el consumo promedio de carne bovina por habitante fue de 59,2 kilogramos por año en Argentina, sin cambios con respecto al período febrero 2013-enero 2014.

Por último, de acuerdo al reporte de la cámara, en el 2014 las exportaciones argentinas de carne bovina crecieron un 0,4% interanual, a aproximadamente 196.220 toneladas.

Categorías: Economía, Argentina.