MercoPress, in English

Domingo, 5 de febrero de 2023 - 11:48 UTC

 

 

Reforma de servicios de inteligencia: oposición argentina acuerda derogarla si gana elecciones

Jueves, 12 de febrero de 2015 - 09:13 UTC
“Esta ley va a ser derogada en el próximo Gobierno, mañana lo vamos a firmar todos los candidatos”, declaró a medios locales el senador radical Ernesto Sanz “Esta ley va a ser derogada en el próximo Gobierno, mañana lo vamos a firmar todos los candidatos”, declaró a medios locales el senador radical Ernesto Sanz

La oposición en Argentina reclamará este jueves el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman en una audiencia especial que tendrá lugar en el Congreso en simultáneo con una sesión en el Senado impulsada por el oficialismo para reformar los servicios de inteligencia.

 La audiencia, acordada el 4 de febrero por todos los bloques opositores de ambas cámaras del Congreso, tiene como objeto abordar el desarrollo de la investigación por la muerte de Nisman y la denuncia que cuatro días antes de morir hizo contra la presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de terroristas iraníes.

La oposición busca alcanzar un compromiso de trabajo conjunto para esclarecer el fallecimiento del fiscal y solicitar una audiencia a la Corte Suprema para transmitirle la necesidad de que arbitre para garantizar el trabajo independiente de jueces y fiscales, entre otros puntos de trabajo.

Alberto Nisman, fiscal especial para la causa por el atentado de 1994 contra la institución judía AMIA en el que perdieron la vida 85 personas, murió de un tiro en la cabeza en extrañas circunstancias en su domicilio el pasado 18 de enero.

Cuatro días antes, Nisman había acusado a la presidenta, al canciller Héctor Timerman y a varios dirigentes vinculados al oficialismo de orquestar un plan para encubrir a los iraníes sospechosos de ser los autores de ese atentado.

La audiencia de la oposición se realizará en simultáneo con la sesión del Senado en la que el oficialismo, mayoritario en ambas cámaras del Congreso, tratará de aprobar y girar a la Cámara de Diputados una polémica reforma de los servicios de inteligencia.

La reforma fue anunciada por el Ejecutivo tras la muerte de Nisman, un suceso que el Gobierno enmarca dentro de una operación de desestabilización de agentes secretos desplazados de sus cargos en diciembre pasado.

El proyecto establece la disolución de la actual Secretaría de Inteligencia y su sustitución por la Agencia Federal de Inteligencia, que asumirá el mismo personal, aunque funciones como ordenar las escuchas telefónicas pasarán a la órbita de la Fiscalía General, encabezada por Alejandra Gils Carbó, cuestionada por la oposición por su proximidad con la presidenta.

Desde la oposición adelantaron que este jueves, firmarán un documento en el que todos los precandidatos opositores a las elecciones presidenciales de octubre se comprometerán a derogar la ley si resultan vencedores.

“Esta ley va a ser derogada en el próximo Gobierno, mañana lo vamos a firmar todos los candidatos”, declaró a medios locales el senador radical Ernesto Sanz, quien reiteró que su partido no participará del debate en el Senado este jueves.

Desde el oficialismo han criticado la ausencia de la oposición en la discusión de la reforma, así como también su participación en la marcha convocada por varios fiscales para el próximo día 18, cuando se cumplirá un mes de la muerte de Nisman.

Ante las acusaciones de un supuesto sesgo opositor en la marcha, los convocantes aseguran que se trata de una convocatoria para toda la ciudadanía y que no se realiza en contra de nadie, sino para recordar a Nisman y expresar solidaridad con su familia y su equipo de trabajo.

Categorías: Política, Argentina.