MercoPress, in English

Viernes, 24 de mayo de 2024 - 04:41 UTC

 

 

Musulmanes de Francia piden calma ante salida de Charlie Hebdo este miércoles

Miércoles, 14 de enero de 2015 - 08:04 UTC
Las organizaciones pidieron a la “comunidad musulmana mantener la calma evitando reacciones emotivas o incongruentes, incompatibles con su dignidad” Las organizaciones pidieron a la “comunidad musulmana mantener la calma evitando reacciones emotivas o incongruentes, incompatibles con su dignidad”

Las principales organizaciones musulmanas en Francia pidieron el martes a su comunidad “calma” y “evitar las reacciones emocionales”, ante la salida el miércoles del primer número de Charlie Hebdo desde el atentado contra el semanario satírico.

 El consejo de culto musulmán (Cfcm) y la Unión de los Organismos Islámicos de Francia (Uoif), cercana a los Hermanos Musulmanes, pidieron a la “comunidad musulmana mantener la calma evitando reacciones emotivas o incongruentes, incompatibles con su dignidad, respetando la libertad de opinión”.

El comunicado fue publicado por el Cfcm, que representa a más de 3,5 millones de musulmanes franceses. En el número de la edición de mañana, la portada de Charlie Hebdo tiene como protagonista a Mahona. Con una lágrima de emoción el Profeta tiene en la mano un cártel con la leyenda “Je suis Charlie”. El título de la página del semanario es: “Tout est pardonné” (Todo está perdonado).

En tanto se supo que las armas que usaron los hermanos Kouachi en el atentado en la sede del diario Charlie Hebdo salieron de Bélgica, publica el diario flamenco Het Laatste Nieuws en su edición digital.

Los Kalashnikov y el lanzacohetes que usaron Saïd y Chérif Kouachi una semana atrás contra la redacción del diario satírico salieron de Bélgica”, señala este medio. Los investigadores en Francia y Bélgica están convencidos de que los hermanos Kouachi obtuvieron las armas a través de Amedy Coulibaly, el autor del atentado contra el supermercado judío de París, donde cuatro rehenes fueron asesinados.

Según la publicación, los fusiles y el lanzacohetes fueron comprados junto a otras armas de mano por menos de 5.000 Euros cerca de la estación de Midi de Bruselas. El atentado cometido por los hermanos Kouachi y los ataques protagonizados por el otro radical islámico, Coulibaly, los días 8 y 9 de enero, causaron la muerte de 17 personas.

Categorías: Política, Internacional.