MercoPress, in English

Domingo, 23 de enero de 2022 - 14:29 UTC

 

 

Ministro de Economía uruguayo escéptico acerca de estudio de ARU

Miércoles, 24 de diciembre de 2014 - 08:15 UTC
Ministro Mario Bergara tiene problemas para bajar la inflación. Ministro Mario Bergara tiene problemas para bajar la inflación.

Considera abultado el hipotético ahorro de U$S 167 millones en caso de haberse importado el combustible en lugar de refinarlo en ANCAP.

 El ministro uruguayo de Economía y Finanzas, Mario Bergara, señaló que la empresa petrolera nacional ANCAP no puede encender la refinería “en los ratos que los precios convienen” y sostuvo que el precio del petróleo no volverá a niveles sobre los US$ 100, al tiempo que advirtió sobre las desventajas que eso puede implicar para su país.

Con referencia a un estudio de la Asociación Rural Uruguaya (ARU) según el cual la importación de combustibles hubiera significado un ahorro de 167 millones de dólares, el funcionario expresó que no tomaría por ciertas esas cifras, a las que calificó de “abultadas”.

La Dirección de Estudios Agroeconómicos de la ARU llegó a la conclusión de que los uruguayos habrían ahorrado 167 millones de dólares durante 2014 si se importaba toda la nafta y el gasoil consumido, en vez de refinarlo en Ancap. “No conozco el estudio que soporta esa afirmación. No me gustaría tomarlo por cierto porque es una cifra abultada y la verdad es que a uno le cuesta entender la naturaleza del estudio”, dijo Bergara a un programa radial.

Según el ministro, “la evolución de los precios del petróleo es irrelevante en esta comparación porque acá estamos comparando los costos de la refinación. Uruguay no tiene petróleo, lo que tiene es refinería. Esas cosas son parte de las políticas estructurales energéticas de largo plazo y no funcionan de manera automática. No es cuestión que uno prende la refinería en los ratos que los precios convienen”.

“Ha habido un cambio sustancial en la matriz a base de inversión pública y privada que hacen que hoy Uruguay sea ejemplo latinoamericano en cambio hacia fuentes renovables”, señaló Bergara en referencia a las políticas desarrolladas en el terreno energético.

El ministro sostuvo que se analiza una rebaja de los combustibles en el corto plazo, pero no quiso aventurar el porcentaje y sostuvo que “hay que ver cuán sostenible va a ser esta reducción del precio del petróleo” aunque descartó que se retorne a los US$ 110 por barril. “Todo hace pensar que el petróleo va a ser más bajo que en los últimos ocho años”, acotó.

En este sentido, el ministro de Economía consideró que si bien Uruguay se podrá beneficiar como importador de petróleo, también habrá que tomar en cuenta aspectos como el fortalecimiento del dólar. Además dijo que “la baja del precio del petróleo puede afectar a los demandantes de commodities, como Rusia” que es comprador de Uruguay.

El ministro reiteró que el mundo se encamina hacia un dólar más alto debido a las políticas monetarias aplicadas por Estados Unidos y afirmó que “eso no se va a dar sin volatilidad”.

Por otra parte afirmó que “cuesta bastante ir bajando la inflación”, porque “la economía uruguaya sigue creciendo a buen ritmo, el nivel de consumo externo y doméstico sigue siendo fuerte y las condiciones de oferta marcan restricciones”.

Categorías: Economía, Energía, Política, Uruguay.