MercoPress, in English

Martes, 24 de mayo de 2022 - 12:48 UTC

 

 

El Parlatino celebró sus 50 años comprometido a luchar contra la corrupción

Lunes, 8 de diciembre de 2014 - 10:16 UTC
El debate debe mantenerse para hacer frente a bandas criminales que quieren tomar poblaciones y Estados constituyéndose en “gobiernos informales”, dijo Varela . El debate debe mantenerse para hacer frente a bandas criminales que quieren tomar poblaciones y Estados constituyéndose en “gobiernos informales”, dijo Varela .
A la ceremonia asistieron unos 200 parlamentarios de la región y miembros de delegaciones de Rusia, China y Marruecos. A la ceremonia asistieron unos 200 parlamentarios de la región y miembros de delegaciones de Rusia, China y Marruecos.

El Parlamento Latinoamericano (Parlatino) conmemoró este domingo su 50 aniversario con una sesión solemne en su sede permanente en Panamá, en la que el combate a la corrupción y el crimen organizado resaltaron en su agenda a futuro para fortalecer la integración regional.

 Los actores principales del acto, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el presidente del Parlatino, Elías Castillo, apuntaron hacia esas lacras sociales como los enemigos a vencer, en los discursos que ofrecieron ante unos 200 parlamentarios y miembros de delegaciones de Rusia, China y Marruecos.

“La lucha contra el crimen organizado tiene que ser frontal; en América Latina solo nos queda pendiente el conflicto interno de Colombia, que se ha transformado en una lucha contra el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y Europa”, resaltó Varela.

Añadió que, independientemente de ideologías o partidos, el debate debe mantenerse en Latinoamérica para hacer frente a los planes de las bandas criminales de tomarse poblaciones y Estados constituyéndose en “gobiernos informales”.

Además, anunció que en su país se inicia un proceso “del que muy pocos quieren hablar: cambiar la vida pública de un negocio a un servicio”, y “pronto muchas investigaciones se van a dar, por lo que pedimos enfocarse en la falta, no en los individuos, porque la sociedad va a tener certeza del castigo”.

Por su lado, Insulza se refirió a “los valores” que ha defendido el Parlatino en sus 50 años de existencia, antes de advertir que la agenda pendiente pasa por “fortalecer las economías” de las democracias, pues la región “no tiene sistemas fiscales fuertes para atender las legítimas demandas de la población”.

Esa debilidad institucional da espacio a la discriminación y exclusión social de los pobres, las minorías, los discapacitados o las mujeres, perpetuando un Estado injusto, reconoció.

“La violencia excesiva en una Latinoamérica sin guerras desde hace un siglo hacen ver al crimen organizado como una amenaza a la vida democrática, y estas situaciones no las resuelve el mercado, sino la intervención del Estado para mantener la gobernabilidad”, acotó el secretario general de la OEA.

“Hay que fortalecer la gobernabilidad para resolver los problemas de la corrupción y las amenazas”, que son “comunes y ya no pueden ser solucionados unilateralmente”, acotó.

Insulza insistió también en la “rendición de cuentas” para generar credibilidad en la ciudadanía.

”No creo (...) que algún país (de América) esté en riesgo de convertirse en un Estado fallido, quizá en países chiquitos hay problemas, en algunas partes en que el crimen organizado puede tomar lugares, pero no creo que no puedan resolverlo”, dijo Insulza, tras su discurso oficial.