MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 02:52 UTC

 

 

Europa asegura que acuerdo transatlántico “no afectará el empleo público de los 28”

Jueves, 4 de diciembre de 2014 - 10:04 UTC
“Los servicios y empleos públicos no se comprometerán. Los gobiernos seguirán decidiendo qué servicios se prestan desde el sector público”, dijo García Bercero “Los servicios y empleos públicos no se comprometerán. Los gobiernos seguirán decidiendo qué servicios se prestan desde el sector público”, dijo García Bercero

El negociador jefe de la Comisión Europea para el acuerdo comercial e inversiones con EE.UU. (TTIP), Ignacio García Bercero, prometió que la asociación transatlántica no afectará al empleo público en los Veintiocho.

 “Los servicios y empleos públicos no se comprometerán. Los gobiernos seguirán decidiendo qué servicios se prestan desde el sector público”, dijo García Bercero en una conferencia en la Eurocámara sobre las implicaciones laborales del acuerdo, en la que participaron también representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

El negociador jefe de la CE con Washington apuntó que el capítulo laboral del acuerdo será “de gran importancia” para Bruselas, y pronosticó que “un acuerdo ambicioso con Estados Unidos tendrá grandes beneficios en la creación de empleo”.

“No puedo dar una cifra exacta, pero sí está cuantificado que cinco millones de empleos en la UE dependen de las relaciones comerciales con Estados Unidos; está claro que si se profundiza en ella se crearán aún más”, señaló.

Según García Bercero, la asociación transatlántica no implicará “bajar el nivel de protección laboral, ni de salud, ni de respeto al medio ambiente”.

Para calibrar cuál será el nivel de protección laboral entre la UE y EE.UU., García Bercero señaló que se tomará como referencia el nivel establecido en el acuerdo con Canadá.

El acuerdo con Canadá (CETA) se remite a los principios de la OIT en lo que respecta a libertad de asociación, abolición del trabajo infantil y los trabajos forzosos, compensación por lesiones y enfermedad o prohibición de cualquier tipo de discriminación.

También se remite a un panel de expertos de esa organización la resolución de disputas laborales.

Escéptico sobre el número y la calidad de empleos que se crearán a partir del acuerdo comercial transatlántico se mostró el consejero del CES Tom Jenkins.

“Queremos que el capítulo sobre relaciones laborales sea explícito. Dudamos que se creen puestos de calidad. Los cálculos de crecimiento potencial hablan del número de empleos pero no de si serán de calidad”, señaló.

“Nosotros hemos vistos estudios que, además, incluso dicen que se podrían perder empleos. No estamos si quiera convencidos que vayan a crearse puestos de trabajo”, apuntó Jenkins.

La investigadora de la OIT Marva Corley-Coulibaly señaló que la organización está elaborando un estudio sobre las dimensiones sociales del futuro acuerdo UE-EEUU, cuyas conclusiones se darán a conocer en 2015.

Según la Comisión Europea, el tratado podría, con el tiempo, impulsar anualmente el PIB de la UE en un 0,5% y contribuir a crear aproximadamente 400.000 empleos en el bloque comunitario.