MercoPress, in English

Viernes, 27 de enero de 2023 - 13:58 UTC

 

 

Brasil registra en diez meses el mayor déficit fiscal desde 2002

Martes, 2 de diciembre de 2014 - 17:44 UTC
La meta para 2015 será un superávit primario equivalente al 1,2% del PIB y en los dos años siguientes, el objetivo es como mínimo el 2%, según Levy. La meta para 2015 será un superávit primario equivalente al 1,2% del PIB y en los dos años siguientes, el objetivo es como mínimo el 2%, según Levy.

Brasil acumuló en los primeros diez meses del año un déficit fiscal primario récord de 11.600 millones de reales (unos 4.640 millones de dólares), informó el Banco Central.

 En octubre las cuentas fiscales arrojaron un superávit primario, antes del pago de los intereses de la deuda, de 3.700 millones de reales (cerca de 1.480 millones de dólares), lo que supone el primer resultado positivo después de cinco meses de datos deficitarios.

A pesar de la mejoría de octubre, el resultado acumulado en los últimos doce meses empeoró y se situó en un superávit de 28.600 millones de reales (11.440 millones de dólares aproximadamente), equivalente al 0,56% del Producto Interior Bruto (PIB).

El pasado septiembre, el superávit acumulado en los últimos doce meses se situaba en 31.100 millones de reales (unos 12.440 millones de dólares), correspondiente al 0,61% del PIB.

Estos son los peores resultados de las cuentas públicas de Brasil desde 2002, cuando el Banco Central inició esta contabilidad, lo que se debe al estancamiento de la economía brasileña, que acumula una expansión del 0,2% entre enero y septiembre, según datos oficiales divulgados.

El superávit fiscal primario es el principal indicador utilizado en Brasil para medir la salud de las cuentas públicas, puesto que indica el ahorro que el Gobierno hace para pagar los intereses de la deuda pública.

Este año el Gobierno se había fijado una meta del 1,90% del PIB y actualmente está intentado modificar en el Congreso la ley de los presupuestos, para no incurrir en un delito por el incumplimiento de ese objetivo.

El nuevo ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, nombrado por la presidenta Dilma Rousseff, anunció en su primera comparecencia nuevas metas de superávit primario para los próximos tres años y se comprometió con aumentar el ahorro del Gobierno.

La meta para 2015 será un superávit primario equivalente al 1,2% del PIB y en los dos años siguientes, el Gobierno se impondrá un objetivo de como mínimo el 2%, según Levy.

El Banco Central también informó que el déficit fiscal nominal, contabilizando el pago de los intereses de la deuda, acumula un déficit de 242.200 millones de reales (cerca de 96.880 millones de dólares) entre enero y octubre.

Hace un año el déficit nominal ascendía a 143.800 millones de reales (unos 57.520 millones de dólares) en los diez primeros meses de 2013.

Categorías: Economía, Brasil.