MercoPress, in English

Martes, 24 de mayo de 2022 - 11:58 UTC

 

 

Argentina y Chile celebran con misa en Londres 30 años del tratado de paz y amistad

Martes, 2 de diciembre de 2014 - 06:52 UTC
El Arzobispo Mennini junto a los embajadores Alicia Castro y Rolando Drago y otras autoridades en el London Oratory El Arzobispo Mennini junto a los embajadores Alicia Castro y Rolando Drago y otras autoridades en el London Oratory

El sábado pasado se celebró en Londres una misa en conmemoración del 30 aniversario del Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile y en reconocimiento a la mediación Papal. El acontecimiento tuvo lugar en el London Oratory, una de las iglesias emblemáticas de Londres y celebrada por el Nuncio Apostólico Antonio Mennini y contó con la participación de 500 personas, según indica un comunicado de la propia embajada argentina.

 El oficio religioso, iniciativa de la Embajadora Alicia Castro y el Embajador de Chile, Rolando Drago, contó con la presencia de miembros del cuerpo diplomático, funcionarios del gobierno británico, parlamentarios y miembros de las comunidades argentina y chilena.

“Latinoamérica es una región de paz. Esta es una ocasión para destacar la importancia del diálogo y la negociación para resolver las controversias entre Estados”, expresó la Embajadora tras el oficio.

La misa fue celebrada en el London Oratory, fundado en 1849 y, hasta la construcción de la Catedral de Westminster en 1903, la principal iglesia católica de Londres.

En su sermón, el Nuncio Apostólico, Arzobispo Antonio Mennini, destacó el rol de la mediación de la Santa Sede y la importancia de la resolución pacífica de las disputas entre las Naciones. “Es un ejemplo para el mundo que dos países limítrofes jamás se hayan enfrentado en un conflicto bélico”, afirmó.

El Nuncio transmitió los saludos del Papa Francisco quien, encontrándose en Turquía, bendijo a los pueblos de Argentina y Chile y expresó su reconocimiento a ambos embajadores por esta iniciativa.

El tratado de Paz y Amistad fue firmado en noviembre de 1984 en la ciudad del Vaticano a partir de la mediación del Papa Juan Pablo II. Este instrumento fijó los límites entre ambos Estados desde el canal de Beagle hasta el pasaje de Drake al sur del Cabo de Hornos y allanó el camino para la resolución de todos los asuntos limítrofes entre ambos países.

A fines de 1978 el gobierno militar argentino estuvo a punto de invadir el sur de Chile en vista que las negociaciones sobre las islas y espacios marítimos adjuntos se habían estancado. Empero la imploración a último momento del entonces novel Papa Juan Pablo II a los gobiernos militares contuvo el impulso bélico, el cual fue seguido de negociaciones en Montevideo con la mediación del célebre cardenal Antonio Samoré.