MercoPress, in English

Martes, 17 de mayo de 2022 - 07:01 UTC

 

 

Alianza del Pacífico y Mercosur comprometidos a acordar una “agenda corta”

Miércoles, 26 de noviembre de 2014 - 11:59 UTC
Los ministros y la presidenta Bachelet a la conclusión del encuentro en Santiago Los ministros y la presidenta Bachelet a la conclusión del encuentro en Santiago

Los países del Mercosur y de la Alianza del Pacífico buscaron limar algunas diferencias para dinamizar el comercio dentro de Latinoamérica y fortalecer su presencia a nivel global, en medio un deterioro en las perspectivas para la economía mundial.

 Ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio de los dos bloques participaron junto a líderes empresariales y sindicales latinoamericanos en una inédita reunión en Santiago de Chile para hablar sobre integración, justo cuando el intercambio en la región se encamina a un virtual estancamiento por tercer año consecutivo.

Los cancilleres se comprometieron a estudiar la definición de temas factibles de sacar adelante en una denominada “agenda corta”.

La Alianza del Pacífico —que promueve la liberación comercial— está integrada por Chile, México, Colombia y Perú. El Mercosur, de perfil más proteccionista, lo conforman Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

La presidenta Michelle Bachelet, instó a los miembros a empujar por iniciativas regionales sin prejuicios.

“Encontrar la convergencia entre dos mecanismos de integración distintos, pero con metas similares, deber ser una realidad”, dijo Bachelet durante la inauguración del foro. “Debemos dejar de lado de una vez por todas ese prejuicio de que hay dos bloques contrapuestos, que no dialogan entre sí”.

Para los cancilleres la clave es buscar puntos en común entre los bloques y modalidades de acuerdos específicos en una región que, pese a las crisis internacionales, ha logrado una relativa estabilidad y buen crecimiento económico.

“Esto es un intento de ver de manera objetiva y concreta la posibilidad de convergencia entre los países de la región”, dijo el canciller de Brasil, Luis Alberto Figueiredo. “No estamos conversando para poner presiones sino para comprender mucho mejor los caminos y maneras de hacer marchar esa idea de todos nosotros de una integración regional”, agregó.

En el encuentro no se trató la posibilidad de dar los primeros pasos hacia una convergencia arancelaria o regulatoria entre ambos bloques, pero sí en avanzar en áreas sin dañar los intereses nacionales.