MercoPress, in English

Jueves, 1 de diciembre de 2022 - 14:14 UTC

 

 

Dilma llamó a la unidad y prometió total prioridad para la reforma política

Lunes, 27 de octubre de 2014 - 07:42 UTC
Rousseff garantizó que “la primera y más importante de las reformas” a promover será la política, que servirá para combatir la corrupción e impunidad. Rousseff garantizó que “la primera y más importante de las reformas” a promover será la política, que servirá para combatir la corrupción e impunidad.
“No creo sinceramente, del fondo de mi corazón, que estas elecciones hayan dividido el país”, dijo Dilma junto a su antecesor y mentor político Lula “No creo sinceramente, del fondo de mi corazón, que estas elecciones hayan dividido el país”, dijo Dilma junto a su antecesor y mentor político Lula

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, reelecta este domingo para un segundo mandato de cuatro años, instó al país a la “unidad” y prometió la reforma política, después de que se confirmó su victoria por un ajustado margen de unos tres puntos frente al socialdemócrata Aécio Neves.

 “Insto sin excepción a todas las brasileñas y a todos los brasileños a unirnos por el futuro de nuestra patria y de nuestro pueblo”, declaró Rousseff. “No creo sinceramente, del fondo de mi corazón, que estas elecciones hayan dividido el país”, agregó en un hotel de Brasilia, junto a su antecesor y mentor político, Lula da Silva, y cientos de militantes y miembros de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT).

“Entiendo sí que estas elecciones movilizaron ideas y emociones a veces contradictorias, pero movidas por un sentimiento común: la búsqueda de un futuro mejor para el país”, apuntó.

Rousseff también tendió una primera invitación al diálogo a la oposición y manifestó su “esperanza” en que “la energía” que todos los brasileños invirtieron en este proceso sea “un buen terreno para la construcción de puentes”.

En ese marco, dijo que su primer llamamiento a los brasileños es “a la unión, a la apertura y a diálogo”, para que “el calor liberado al fragor de la disputa puede ser transformado en energía positiva para un nuevo momento de Brasil”.

Rousseff aseguró que “la palabra más pronunciada en esta campaña (electoral) fue cambio” y que “el tema más invocado fue reforma”, dos puntos que, aseguró, marcarán el rumbo del segundo mandato que asumirá el 1 de enero de 2015.

En ese sentido, garantizó que “la primera y más importante de las reformas” que promoverá será la política, que servirá para mejorar el combate a la corrupción y a la impunidad.

“Tendré un compromiso riguroso con el combate a la corrupción y con el fortalecimiento de los mecanismos de control para acabar con la impunidad, que es su gran protectora”, declaró.

También se comprometió a “promover con urgencia acciones localizadas, en especial en la economía, para retomar el ritmo del crecimiento, continuar garantizando los altos niveles de empleo y asegurar la valorización del salario”.

Para esa tarea pidió la colaboración del sector privado y de los mercados financieros, que en este proceso electoral apostaron fuerte en la propuesta de unas políticas económicas más liberales que Neves le planteó al electorado.

“Le daremos un nuevo impulso a la actividad económica en todos los sectores, en especial el industrial, y quiero para eso una sociedad con todos los sectores productivos y financieros”, declaró en medio de las ovaciones de sus simpatizantes, con los que celebró su victoria en unas elecciones que calificó de “históricas”.

Categorías: Política, Brasil, América Latina.