MercoPress, in English

Jueves, 1 de diciembre de 2022 - 12:35 UTC

 

 

Lula da Silva da el último envión a la campaña de Dilma en Sao Paulo

Miércoles, 22 de octubre de 2014 - 13:16 UTC
Lula cuestionó duramente a Aécio Neves, por llamar “insensata” a Rousseff en uno de los debates televisivos. Lula cuestionó duramente a Aécio Neves, por llamar “insensata” a Rousseff en uno de los debates televisivos.

El ex-presidente brasileño Lula da Silva volvió a expresar su respaldo a Dilma Rousseff, su sucesora y candidata a la reelección, en un mitin en la recta final de la campaña para la segunda vuelta de los comicios del próximo domingo, en la que la mandataria se enfrentará a Aecio Neves.

Después de la primera vuelta, celebrada el pasado 5 de octubre, el carismático ex presidente no había compartido estrado con Rousseff, aunque desde la semana pasada sí ocupó un espacio importante en la propaganda en televisión.

En su reaparición en un acto de campaña, Lula acompañó a su sucesora en un mitin en el barrio paulista de Itaquera, una de las regiones más populares de la mayor ciudad de Brasil, donde hizo hincapié en su origen humilde y en la condición de mujer de Rousseff.

“Hubo un tiempo en este país en el que el trabajador no se podía afiliar a un sindicato y las mujeres que trabajan en la industria no podían ir dos veces al retrete en su turno y ustedes eligieron a un sindicalista y a una mujer para presidentes de la República”, dijo Lula ante miles de personas.

En su discurso, Lula criticó las “agresiones” recibidas por parte de la campaña del candidato opositor, Aécio Neves, a quien cuestionó duramente por llamar “insensata” a Rousseff en uno de los debates televisivos.

“Nunca viví una campaña agresiones al adversario de esa forma. Jamás imagine que una mujer y menos presidenta fuera llamada en la televisión mentirosa e insensata. Vamos a enseñarle a respetar a las mujeres y, sobre todo, respetar a una presidenta. La respuesta que vamos a darle es la victoria el 26 de octubre”, manifestó Lula.

En medio de aplausos de miles de militantes y banderas en movimiento, Rousseff subió al escenario y agradeció el apoyo de los grupos sociales que se congregaron en el acto, entre los que figuraban activistas homosexuales, negros y también barras bravas de clubes de fútbol.

“Hoy estoy con el corazón henchido porque aquí están las principales manifestaciones de la diversidad de la riqueza de este país”, dijo Rousseff.

Al igual que Lula, la presidenta calificó estas elecciones como las “más conflictivas de los últimos años”, con una “guerra de la comunicación contra la verdad de los hechos”.

El mitin terminó con la divulgación del resultado de la última encuesta del Instituto Datafolha, en la que a pesar de continuar con un empate técnico entre los dos candidatos, Rousseff tomó una ligera ventaja en las intenciones de voto, con un 46% frente al 43% de Neves.

Tres sondeos divulgados este martes, entre ellos el de Datafolha, indicaron que Rousseff adelantó a Neves y ahora tiene una ventaja de entre dos y tres puntos porcentuales, siempre dentro del margen de error.
 

Categorías: Política, Brasil.