MercoPress, in English

Domingo, 5 de febrero de 2023 - 11:45 UTC

 

 

El DT que echó al cura (luego Papa) del vestuario de San Lorenzo

Miércoles, 24 de setiembre de 2014 - 16:37 UTC
“¿Viste quién es el Papa?”. Y me cuenta: “Ese era Bergoglio, el que vos echaste del vestuario de San Lorenzo” , detalló en medio de risas Basile “¿Viste quién es el Papa?”. Y me cuenta: “Ese era Bergoglio, el que vos echaste del vestuario de San Lorenzo” , detalló en medio de risas Basile
“Si (San Lorenzo) no le ganaba a nadie, ¿para qué iba a entrar de nuevo el cura? Miele se lo dice y el tipo se va”, recordó. “Si (San Lorenzo) no le ganaba a nadie, ¿para qué iba a entrar de nuevo el cura? Miele se lo dice y el tipo se va”, recordó.

El director técnico argentino Alfio Basile, que conducía en 1998 a San Lorenzo, hizo echar de los vestuarios a un cura que pretendía saludar a los jugadores y que sería luego nada menos que el papa Francisco, contó en una entrevista con la Televisión Pública.

El “Coco” Basile venía de asumir en San Lorenzo cuando, un día que estaba arengando a los jugadores antes de un partido, se acerca el entonces presidente del club Fernando Miele para decirle que quería entrar al vestuario un cura que siempre pasaba a saludar antes de los partidos.

“Es un cura que viene siempre a saludar a los jugadores antes del partido”, me dice Miele. Yo no quería a nadie que me desconcentrara a los jugadores, le dije a Miele que echara al cura”, contó el exentrenador de la selección argentina en el Mundial de EE.UU. 1994.

El DT recordó en el programa Línea de Tiempo que en aquel momento pensó que “si (San Lorenzo) no le ganaba a nadie, ¿para qué iba a entrar de nuevo el cura? Miele se lo dice y el tipo se va”.

Muchos años más tarde, en abril de 2013, Basile se encontró con Miele en un restaurante: “Miele me dice: “¿viste quién es el Papa?”. Y me cuenta: “Ese era Bergoglio, el que vos echaste del vestuario de San Lorenzo” , detalló en medio de risas.

El entrenador aseguró que irá “a visitar a Roma” al Papa, para contarle la anécdota. Jorge Bergolio, el más célebre hincha de San Lorenzo, ya era en 1998 arzobispo de Buenos Aires.