MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 23:28 UTC

 

 

Dilma ante ONU hablará de logros de Brasil pero miércoles ya estará de nuevo en campaña

Martes, 23 de setiembre de 2014 - 11:27 UTC
La presidenta señalará que la pobreza en el país se redujo del 24,3 % al 8,4 % entre 2001 y 2012; y la pobreza extrema cayó del 14 % al 3,5 %. La presidenta señalará que la pobreza en el país se redujo del 24,3 % al 8,4 % entre 2001 y 2012; y la pobreza extrema cayó del 14 % al 3,5 %.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, viaja a Nueva York, donde asistirá este martes a la Cumbre sobre el Clima y al día siguiente inaugurará la Asamblea General de la ONU con un discurso que reflejará mucho de lo que proclama en su actual campaña electoral.

Brasil irá a las urnas el próximo 5 de octubre y Rousseff aspira a la reelección, aunque las encuestas aseguran que el pleito se definirá en una segunda vuelta, el día 26, entre la mandataria y la ecologista Marina Silva, que aparecen empatadas con una intención de voto en torno al 43 %.

Según adelantaron fuentes oficiales, el discurso que presentará Rousseff en la Asamblea General de la ONU se centrará en los avances sociales que el país ha registrado en los últimos años y en el éxito obtenido en el combate a la pobreza y el hambre.

Esas mejoras, que constituyen el cuerpo central de su mensaje a los electores, fueron reconocidas la semana pasada en un informe elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA, y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Según ese estudio, en los últimos diez años Brasil ha reducido a la mitad el porcentaje de su población que padece hambre, con lo que ha logrado uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio que las Naciones Unidas establecieron para el 2015.

Los organismos de la ONU precisaron que la tasa de desnutrición en Brasil bajó del 10,7 % a menos del 5 % desde 2003.

También señalaron que la pobreza en el país se redujo del 24,3 % al 8,4 % entre 2001 y 2012, mientras que la pobreza extrema también cayó del 14 % al 3,5 %.

Además de mencionar esos datos, Rousseff insistirá en la Asamblea de la ONU en que la lenta recuperación de los países más desarrollados frena el crecimiento de las naciones emergentes, como Brasil, cuya economía crecerá este año un escaso 0,30 %, según las previsiones de diversos organismos.

Fuentes oficiales adelantaron que la presidenta brasileña se propone reiterar su demanda de que se haga una profunda reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y de los organismos financieros internacionales, a fin de que se les da mayor cabida a los países emergentes.

La agenda de Rousseff en Nueva York incluye su participación en la Cumbre sobre el Clima, que la presidenta ha calificado como “muy relevante” y se celebrará este martes en el marco de la Asamblea General.

Esa cumbre fue convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para promover un mayor combate al calentamiento global, un fenómeno frente al cual Rousseff afirmará que Brasil “cumple con su parte” al generar el 43 % de su energía mediante fuentes renovables.

La mandataria, que viajará esta misma noche e interrumpirá durante dos días su campaña electoral en el país, tiene previsto regresar a Brasil el mismo miércoles, inmediatamente después de pronunciar su discurso ante la Asamblea General de la ONU.