MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:12 UTC

 

 

Duelo nacional y bandera a media asta par despedir a 'China' Zorrilla, icono del teatro rioplatense

Jueves, 18 de setiembre de 2014 - 06:43 UTC
”China” nacida en Montevideo, perteneció a una familia patricia de artistas: su abuelo fue poeta Juan Zorrilla de San Martín y su padre escultor ”China” nacida en Montevideo, perteneció a una familia patricia de artistas: su abuelo fue poeta Juan Zorrilla de San Martín y su padre escultor
Tras el inicio en 1973 de la dictadura en Uruguay fue proscrita como actriz. Radicada en Buenos Aires, desplegó gran actividad en teatro, cine y televisión. Tras el inicio en 1973 de la dictadura en Uruguay fue proscrita como actriz. Radicada en Buenos Aires, desplegó gran actividad en teatro, cine y televisión.

Uruguay declaró un día de duelo nacional y la bandera a media asta para rendir homenaje a la actriz China Zorrilla, fallecida el miércoles en Montevideo a los 92 años, y una despedida “como merece” una artista que contribuyó a “construir cultura” en el Río de la Plata, dijo el presidente uruguayo, José Mujica.

“China Zorrilla ha contribuido a construir cultura para el Uruguay y para el Río de la Plata, a lo largo de décadas y décadas”, comentó Mujica telefónicamente a su secretaría de comunicación, en medio del viaje de retorno de su visita oficial a Finlandia.

Uruguay “le dará una despedida como merece, tendrá un tono de tristeza y un tono de alegría por la magnitud de esa vida” , agregó el mandatario.

El gobierno uruguayo “decretó duelo oficial el 18 de setiembre y le tributará honores fúnebres”, a la actriz, que transitó la mayor parte de su exitosa carrera en la vecina Argentina.

Líderes políticos, de la cultura, de los medios y público general recordaron la emblemática figura que este jueves será velada en el Parlamento, para luego ser conducida hasta el Teatro Solís, principal del país, previo al Cementerio Central donde descansarán sus restos el panteón familiar.

La reconocida actriz Concepción “China” Zorrilla de San Martín falleció a los 92 años por problemas respiratorios crónicos, EPOC más precisamente por años de tabaco. El domingo pasado había sido internada por un principio de neumonía en uno de sus pulmones y si bien había tenido una leve recuperación el lunes tuvo una recaída.

Nacida en Montevideo en 1922, “China” perteneció a una familia patricia de artistas, en la que destacó su abuelo, el poeta Juan Zorrilla de San Martín y su padre, el escultor José Luis Zorrilla de San Martín.

Su vida artística como actriz y directora se inició con el grupo de teatro Ars Pulcra, debutando con la obra La anunciación de María, de Paul Claudel. Entre 1946 y 1948 permaneció becada en Londres y estudió en la Royal Academy of Dramatic Art.

De regreso se incorporó al elenco de la Comedia Nacional del Uruguay, donde permaneció hasta 1958 actuando en decenas de obras, dirigidas por artistas del prestigio de Margarita Xirgu, Armando Discépolo y Orestes Caviglia.

En 1960 se sumó a la fundación del Teatro de la Ciudad de Montevideo, compañía a la que hizo valiosos aportes, hasta que se radicó durante cinco años en Nueva York. Allí presentó junto a Carlos Perciavalle Canciones para mirar, sobre la obra de María Elena Walsh, con la que ofrecieron al público de Broadway un espectáculo original y netamente rioplatense.

Entre sus múltiples áreas de acción sobresalieron, por esos tiempos, sus trabajos para la televisión uruguaya, con programas de difusión del teatro y la cultura en general.

Pero en 1971 se instaló en Buenos Aires para rodar Un guapo del 900, con dirección de Lautaro Murúa, a la que siguieron otros trabajos cinematográficos y escénicos.

Tras el inicio en 1973 de la dictadura en Uruguay fue proscrita como actriz. Radicada en Buenos Aires, desplegó gran actividad en teatro, cine y televisión.

En cine participó en más de 50 películas de una amplia variedad de géneros, desde Esperando la carroza, comedia costumbrista dirigida por Alejandro Doria, hasta la historia romántica Elsa y Fred, con dirección de Marcos Carnevale. Leopoldo Torre Nilson, Oscar Barney Finn, Fernando Ayala, Sergio Renán fueron algunos de los directores que trabajaron con ella, mientras Alfredo Alcón, Federico Luppi y Héctor Alterio se encuentran en la larga lista de actores que la tuvieron como compañera de reparto.

Tras la restauración democrática en 1985 volvió a actuar en Montevideo, con la obra Emily (de William Luce, sobre la poeta estadounidense Emily Dickinson), a la que siguieron muchos espectáculos ofrecidos en la capital y el interior, entre ellos algunos muy taquilleros, como la divertida pieza El diario privado de Adán y Eva (junto a Perciavalle), hasta el drama Camino a La Meca.

Considerada una leyenda del teatro uruguayo, su proyección artística trasciende la escena: fue una figura de referencia en la vida pública tanto de Uruguay como de Argentina. Entre otros galardones recibió la condecoración de la Legión de Honor en el Grado de Caballero de las Artes y las Letras, que el gobierno de Francia le otorgó en 2008.