MercoPress, in English

Domingo, 5 de febrero de 2023 - 11:03 UTC

 

 

Sanciones de EE.UU. a Rusia castigan inversiones de ExxonMobil en el Ártico

Lunes, 15 de setiembre de 2014 - 12:59 UTC
ExxonMobil lleva gastados hasta ahora 3.200 millones de dólares para buscar petróleo y gas en el Ártico ruso y eso era sólo el principio ExxonMobil lleva gastados hasta ahora 3.200 millones de dólares para buscar petróleo y gas en el Ártico ruso y eso era sólo el principio

Las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Rusia ponen en riesgo los planes de la empresa norteamericana ExxonMobil de extraer petróleo en el Ártico, según publica el diario “The Wall Street Journal”.

Las medidas aprobadas el viernes por Washington prohíben la exportación de productos, servicios y tecnología para la explotación petrolera a las empresas rusas Rosneft, Gazprom, Gazprom Neft, Lukoil y Surgutneftegas. Las compañías estadounidenses tienen plazo hasta el 26 de septiembre para suspender las relaciones comerciales.

Exxon es la firma más perjudicada con la decisión, porque en 2011 cerró un amplio acuerdo de cooperación con Rosneft, la petrolera estatal rusa. Hasta ahora se han gastado 3.200 millones de dólares para buscar petróleo y gas en el Ártico ruso y eso era sólo el principio: el presidente Vladimir Putin había anunciado que Exxon y Rosneft podrían llegar a invertir hasta 500.000 millones de dólares.

El propio Putin había anunciado a bombo y platillo el inicio del proyecto a principios de agosto. Con las perforaciones de prueba conjuntas ruso-estadounidenses en el mar de Kara la economía internacional muestra “pragmatismo y sana racionalidad”, dijo entonces.

Ambas compañías cooperan ya en campos petroleros en Siberia y frente a la isla oriental rusa de Sajalín.

Ninguna otra empresa occidental está implicada de forma tan directa en el negocio en Rusia, según el “Wall Street Journal”. El proyecto en el Ártico es un importante pilar del desarrollo a futuro de la firma.

“Estamos analizando las sanciones y cumpliremos la ley”, se limitó a comentar un portavoz de Exxon. Hasta ahora la presencia en Rusia no tiene un peso importante en la compañía, pero a futuro es un factor clave para equilibrar el nivel descendente de producción, añadió.