MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 20:19 UTC

 

 

Licitan remodelación y posterior explotación del aeropuerto de Santiago

Martes, 22 de julio de 2014 - 10:58 UTC
Chile pretende triplicar la capacidad del aeropuerto para un tráfico de unos 29 millones en 2030 y unos 50 millones en el horizonte del año 2045. Chile pretende triplicar la capacidad del aeropuerto para un tráfico de unos 29 millones en 2030 y unos 50 millones en el horizonte del año 2045.

Ferrovial, OHL y Sacyr compiten por el contrato de remodelación y posterior explotación del aeropuerto internacional de Santiago de Chile, un proyecto que requiere una inversión de 655 millones de dólares.

En caso de lograr el proyecto, las compañías españolas reforzarían su presencia en Chile y entrarían en el mercado latinoamericano en uno de los mayores y más modernos aeródromos de la zona.

Los tres grupos españoles figuran en el listado de nueve compañías que han resultado precalificadas e invitadas a presentar oferta para hacerse con el proyecto, según informa el Ministerio de Obras Públicas de Chile.

Aena Internacional también ha presentado solicitud al Gobierno Chileno para poder competir por este aeropuerto, si bien su demanda está actualmente en tramitación.

El proyecto consiste en el contrato de concesión del aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez, ubicado a 17 kilómetros al Noroeste de la ciudad de Santiago de Chile y que actualmente canaliza el tráfico de unos quince millones de pasajeros.

El contrato incluye la ejecución de distintos trabajos de ampliación de la instalación con el fin de superar las “limitaciones operacionales y de crecimiento” que presenta el aeropuerto.

Así el proyecto contempla la remodelación y ampliación de la actual terminal de pasajeros, que se destinará a vuelos domésticos y nacionales, y la construcción de una nueva terminal para tráfico internacional.

De esta forma, Chile pretende triplicar la capacidad del aeródromo con el fin de que pueda gestionar un tráfico de unos 29 millones de viajeros en 2030 y de unos 50 millones en el horizonte del año 2045.

De los nueve grupos internacionales a los que el Ministerio de Obras Públicas chileno ha invitado a presentar oferta, tres son españoles. OHL y Sacyr compiten en solitario, mientras que Ferrovial lo hace en alianza con otras dos empresas.

Las firmas españolas pujarán por este contrato internacional con la italiana Astaldi, el consorcio francés integrado por Vinci y Aeropuertos de París, la firma de autopistas chilena Costanera, la compañía local de transporte Agencias Universales, la brasileña Invepar, y la empresa gestora del aeropuerto de Chile.

Todas estas empresas deberán presentar al Gobierno de Chile sus correspondientes ofertas para hacerse con la concesión del aeródromo antes del próximo 18 de noviembre.
 

Categorías: Política, Turismo, Chile.