MercoPress, in English

Jueves, 29 de setiembre de 2022 - 02:29 UTC

 

 

Cúpula empresarial de Chile dialoga con gobierno de Bachelet sobre reforma fiscal

Miércoles, 28 de mayo de 2014 - 23:06 UTC
Santa Cruz manifestó discrepancias sobre efectos del alza de impuestos a las grandes empresas y la eliminación de beneficios tributarios Santa Cruz manifestó discrepancias sobre efectos del alza de impuestos a las grandes empresas y la eliminación de beneficios tributarios
El ministro Arenas admitió disposición a estudiar las propuestas del empresariado El ministro Arenas admitió disposición a estudiar las propuestas del empresariado

La cúpula empresarial de Chile se reunió con los ministros de Hacienda y Economía para intentar realizar cambios a una millonaria reforma tributaria, y desde el Gobierno aseguraron que están dispuestos a estudiar sus propuestas.

 A una semana de que se inicie la discusión de la reforma en el Senado, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, manifestó al Gobierno sus discrepancias sobre los efectos del alza de impuestos a las grandes empresas y la eliminación de beneficios tributarios.

“Hemos reiterado los reparos que nosotros tenemos a la reforma tributaria, en orden de que vemos que se grava de la misma manera el consumo que el ahorro. Eso no nos parece conveniente”, dijo Santa Cruz.

“Hay una serie de otras materias que son susceptibles de mejoras, que los instrumentos contemplados en la reforma tributaria (…), pueden ser mejores en orden a que tengan un menor impacto en la inversión y crecimiento y por ende en el empleo y remuneraciones”, agregó.

El proyecto busca llevar la recaudación tributaria de Chile a un 3% del PBI, o unos 8.200 millones de dólares, y está diseñado para financiar reformas a la educación y al sistema de salud.

La reforma -que tiene como meta también luchar contra la desigualdad en el mayor exportador mundial de cobre- considera aumentar al 25% el gravamen a las grandes empresas desde el 20% actual, y eliminar beneficios asociados a la reinversión de las utilidades.

El proyecto contempla además que los dueños de las empresas tributen por la totalidad de las utilidades de sus firmas y no sólo sobre las que retiran. Esto implica el final del llamado fondo de utilidades tributables (FUT) a partir del 2018.

La cúpula empresarial ha salido en una férrea defensa del FUT, criticando la falta de diálogo que hubo durante su rápida aprobación en la Cámara de Diputados.

No obstante, Santa Cruz destacó que tras la reunión con las autoridades fiscales y económicas se observa una mayor apertura a dialogar.

“Hemos valorado enormemente la disposición del ministerio de Hacienda (…) a oir todas las posiciones. Y eso nos parece que hoy día es una muy buena señal”, dijo Santa Cruz.

El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, quien ha enfatizado que el corazón de la reforma (FUT y alza de impuestos a las empresas) no está en discusión, admitió que tienen la disposición de estudiar las propuestas del empresariado.

Categorías: Economía, Política, Chile.