MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 18:30 UTC

 

 

Mayoría en Venezuela quiere a Maduro fuera; desabastecimiento la principal preocupación

Martes, 6 de mayo de 2014 - 10:50 UTC
Un 30% aún apoya el gobierno y un 19.7% quiere que Maduro concluya sus seis años de gobierno Un 30% aún apoya el gobierno y un 19.7% quiere que Maduro concluya sus seis años de gobierno

Un 59,2% de los venezolanos evalúa de forma negativa la gestión del presidente de su país, Nicolás Maduro y un porcentaje casi idéntico, 59,1%, cree que debe dejar el cargo antes del fin de su mandato en 2019, según una encuesta publicada este lunes.

 
El sondeo de Datanálisis, publicado en el diario El Universal y elaborado sobre la base de 1.300 entrevistas entre el 31 de marzo y el 20 de abril pasados, con un nivel de confianza del 95%, indica que un 79,5% de los encuestados coincidieron en que la situación del país “es negativa”.

Los encuestados se identificaron en un 30% como afines al Gobierno, un 31,9% como opositores y un 34,9% como independientes.

Sobre la permanencia de Maduro en la Presidencia, un 19,7% de los encuestados por Datanálisis dijo ser partidario de que acabe el período 2013-2019 para el cual fue elegido en abril de 2013, mientas que un 39% se mostró a favor de que Maduro abandone el poder este mismo año.

La Constitución venezolana contempla la posibilidad de que un período presidencial o de cualquier cargo de elección popular, se revoque en referendo a la mitad de la gestión de la autoridad elegida, periodo que en el caso de Maduro se cumplirá en 2016.
La inseguridad personal (23,5%) ha dejado de ser la principal preocupación de los venezolanos, según la encuesta de Datanálisis, que revela que ha pasado a segundo lugar y que ahora la primera es el desabastecimiento de alimentos (32,5%), y que en tercer lugar figuran el alto costo de la vida (5%) y la crisis económica (5%).

A la hora de identificar a los responsables de los problemas la encuesta dice que un 31,8% señaló a Maduro, un 17,2% a la misma ciudadanía, un 13,8% a los ministros, un 5% a los partidos de la oposición y un 1,3% a Estados Unidos.