MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 16:34 UTC

Londres: 200 millones de libras en nuevo rompehielos para investigaciones polares

Martes, 29 de abril de 2014 - 09:12 UTC
El prototipo de la nave que estará operativa para la temporada polar del 2019 El prototipo de la nave que estará operativa para la temporada polar del 2019

El gobierno británico anunció la inversión de 200 millones de libras (unos 320 millones de dólares) en la construcción de un rompehielos para investigación polar el cual “colocará al Reino Unido a la cabeza de la investigación climática y de los océanos”, anunció el Ministro de Finanzas, George Osborne.

 Con toda una gama de laboratorios de última generación y sofisticados equipos de investigación científica, la nueva nave será operada por el British Antarctic Survey e incluirá submarinos robóticos y deslizadores bentónicos que permitirán recoger información sobre la condición de los océanos y la vida marina. Se espera que la nave ya esté en operaciones para la temporada polar del 2019.

“Una de las últimas fronteras del mundo y donde se anticipa habrá muchos descubrimientos es precisamente en los océanos polares. Gran Bretaña debe continuar a mantener una presencia de avanzada en esas partes del mundo. Pero nuestras dos naves de exploración polar están llegado al fin de su vida útil y precisan ser reemplazados”, dijo el Chancellor del Exchequer.

“Estoy encantado de poder anunciar que hemos de invertir en una nueva nave de investigación polar que permitirá a Gran Bretaña mantenerse al frente de esa tecnología y a nuestros científicos en el primer plano de los descubrimiento que seguramente se completarán tanto en los océanos de Antártica como del Ártico”.

Por su parte el Ministro para Regiones Polares, Mark Simmonds sostuvo que esta nueva nave, la más avanzada de su clase e insignia de la investigación científica permitirá al Reino Unido ampliar su capacidad y alcance en las aguas polares.

“También queda más que claro nuestro compromiso a largo plazo de mantener nuestra presencia y excelencia científica en las islas South Georgia, South Sandwich y el Territorio Antártico Británico”, agregó Simmonds.

El anuncio del rompehielos de investigación polar se enmarca en los planes adelantados el año pasado por el Ministro de Finanzas en cuanto a que Gran Bretaña invertirá mil millones de libras por año (1.600 millones de dólares) para reequipar la infraestructura científica y generar una excelente oportunidad para aumentar la presencia en el Atlántico Sur y en Antártica, de ahora en más y por varias décadas, de esta manera consolidando la posición de punta del Reino Unido en investigación científica en la Antártida y los mares del sur.

“Esta cobertura ampliada abrirá nuevas oportunidades para la ciencia y demostrará con hechos, y reforzadamente, la presencia británica en Antártica y el Atlántico Sur”, concluyó el ministro de regiones polares.