MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 17:36 UTC

Lagarde replicó comentarios de Capitanich pero dio la bienvenida a Kicillof

Viernes, 11 de abril de 2014 - 09:16 UTC
La Directora Gerente del FMI recordó que fue Argentina la que se acercó a la institución La Directora Gerente del FMI recordó que fue Argentina la que se acercó a la institución

La Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde dio la bienvenida al Ministro de Economía argentino Axel Kicillof pero también respondió duramente afirmaciones del jefe de gabinete de ese país, Jorge Capitanich quien acusó al FMI de tener un enfoque 'ideológico' en su informe relativo a la Argentina.

 “Esto no es ideológico sino técnico, no hacemos ni decimos cosas a la ligera”, replicó Lagarde en una entrevista con la CNN. “Es comparar manzanas con manzanas y zanahorias con zanahorias”, explicó.

En el documento de la discordia, los técnicos del FMI asimilaron el rumbo económico del país con el de Venezuela, diagnosticaron un “marcado retroceso de actividad, con inflación y deterioro de expectativas”, a la vez que sugirieron correcciones monetarias y fiscales, igual que planteó el Banco Mundial.

“Lo que hace el Fondo son trabajos de investigación y técnicos”, replicó Lagarde, antes de recordar que fue el gobierno de Cristina Fernández el que se acercó recientemente al Fondo para iniciar un trabajo de evaluación de distintas áreas de su economía. Primero, el sistema financiero, y luego las estadísticas, en un trabajo aún inconcluso y en el que faltan “verificaciones”, según advirtió.

Al referirse a la presencia de Kicillof, Lagarde dijo estar “feliz de que el ministro venga a discutir los avances” en el trabajo conjunto entre ambas partes, y se mostró convencida de la “continuidad” de esa tarea.

En lo formal, la asamblea del Fondo comienza este viernes pero Kicillof tuvo el jueves una agenda de encuentros que arrancó con una reunión en el Banco Mundial, donde renovó gestiones para destrabar el programa plurianual de créditos para Argentina, pendiente de aprobación desde hace varios meses.

Cerró el día con su primera reunión de ministros del grupo del G-20, en la que compartió mesa con sus contrapartes de varios países con los que tiene que negociar la deuda en default con el Club de París.

En sus declaraciones sobre la Argentina, Lagarde renovó la necesidad de “comprobar cómo se calculan” los nuevos indicadores de inflación y de actividad económica que el Gobierno viene instrumentando desde enero, luego de que el organismo aplicara una moción de censura -aún vigente- por la manipulación de sus estadísticas.

“Sé que las autoridades están restableciendo números para calcular el producto interno bruto; eso está bien. Simplemente necesitamos ver cómo se está haciendo. Tenemos que evaluar las cifras y no podemos sacar conclusiones sólo en cuestión de una semana”, dijo, confiada en mantener un “diálogo productivo”.

Categorías: Economía, Política, Argentina.