MercoPress, in English

Domingo, 26 de mayo de 2019 - 18:06 UTC

Elogios a Falkland Islands por el régimen fiscal para la industria petrolera

Miércoles, 9 de abril de 2014 - 20:51 UTC
La exploración en las Falklands es cara: 50 millones para perforar un pozo al norte, y más de 100 millones al sur y este La exploración en las Falklands es cara: 50 millones para perforar un pozo al norte, y más de 100 millones al sur y este

La industria de petróleo y gas de las Falkland Islands, aún en incipiente etapas de exploración y extracción, junto a un atractivo régimen fiscal con un bajo porcentaje de quita por parte del gobierno, se espera que permanezca estable en el corto y mediano plazo, de acuerdo a un nuevo informe de la investigadora y consultora especializada en el tema, GlobalData.

 Según un último informe, las empresas petroleras se han visto atraídas al régimen fiscal de las Falkland Islands desde que fuera introducido en 1996. En vista que el foco de las Islas aún no se desplazó de la promoción de la etapa de exploración, los términos de dicho régimen lo más probable es que permanezcan tal cual están.

Si bien la primera campaña de perforaciones en las Falklands del año 1998 no produjo descubrimientos, las actividades desplegadas desde 2010 en adelante han generado un creciente interés de las empresas de exploración y producción (E&P), fundamentalmente por el descubrimiento en Sea Lion. GlobalData por tanto estima que sería una movida prematura de parte del gobierno de las Islas introducir cambios al actual régimen como forma de alcanzar una mayor tajada de los beneficios de estos descubrimientos.

Mike McCormick, el analista 'upstream' (exploración y producción) del capítulo Latinoamérica de GlobalData sostiene “visto que la decisión final de inversión en el proyecto de Sea Lion ha sido demorada hasta 2015, es muy improbable que cambios en detrimento de los términos fiscales del actual régimen sean introducidos previo a que cualquier desarrollo haya dado garantías ciertas de ser comerciable y haya comenzado a producir. Esto se debe muy especialmente por los altos costos de exploración en el área. al igual que las incertidumbres que plantean las relaciones de las Falklands con Argentina”.

“Las perforaciones al norte de las Islas tienen un costo de unos 50 millones de dólares y los del sur y este de las Islas no bajan de 100 millones. Muchas empresas internacionales de hidrocarburos que actualmente están enamoradas con las perspectivas que ofrecen los esquistos de Vaca Muerta en la Argentina, se verán imposibilitadas de realizar inversiones en las Falklands por temor a las repercusiones políticas y financieras en Argentina”.

GlobalData afirma que las operaciones de exploración en las Falklands lo más probable es que sigan siendo caras y, aún cuando el sector experimente un significativo crecimiento a largo plazo, el grado en que los términos fiscales podrían hacerse más rigurosos, sin dañar a la industria, estarían limitados por los beneficios de esta propia actividad.

Más aún, en tanto las disputas territoriales respecto a las Falklands y la zona offshore persistan con Argentina, los favorables términos fiscales, en comparación a otras áreas de similar potencial prospectivo, muy probablemente resulten necesarios para atraer inversores.

Según GlobalData el acontecimiento más relevante relativo al régimen fiscal y regulatorio, a medio plazo, podría muy bien ser la decisión del gobierno de las Falklands en cuanto a cuando reabrir las solicitudes para licencias de producción, ya que vastas zonas offshore permanecen sin autorizaciones otorgadas.

Will Scargill, analista fiscal Upstream de GlobalData afirmó que “es muy probable que el proceso de solicitudes se reabra si las noticias de las actuales licencias generan un significativo interés, pero mucho dependerá de los resultados de los programas de perforación tal el esperado para principios de 2015. El largo plazo podría traer consigo condiciones fiscales más duras si el sector realmente logra un desarrollo significativo, pero aún así lo más probable es que el régimen permanezca comparativamente atractivo a su nivel de potencial en hidrocarburos”. (PN).