MercoPress, in English

Martes, 16 de julio de 2019 - 21:19 UTC

 

 

Muerte de dos allegados a López enrarece aún más el ambiente político en Venezuela

Lunes, 7 de abril de 2014 - 09:03 UTC
Según la policía habrían sido delincuentes comunes; Caracas es una de las ciudades más inseguras del mundo  Según la policía habrían sido delincuentes comunes; Caracas es una de las ciudades más inseguras del mundo

El secuestro y asesinato de dos hombres allegados del encarcelado dirigente opositor Leopoldo López y del alcalde de Sucre, Carlos Ocariz han estremecido al sistema político de Venezuela en medio de la situación de violencia que vive el país desde hace más de dos meses.

 Gustavo Giménez y Luis Daniel Gómez habían salido el sábado por la noche a ejercitar en un parque de El Ávila, Caracas, y sus cuerpos fueron encontrados este domingo.

Tanto Giménez como Gómez tenían estrechos vínculos con la oposición, de acuerdo con los medios de comunicación locales. El primero era cuñado del alcalde de Sucre, Carlos Ocariz, y tenía una relación cercana con el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López.

Además, era el primo de Lorenzo Mendoza, dueño de empresas Polar, la mayor procesadora de alimentos y bebidas del país y actualmente enfrentada con el gobierno de Nicolás Maduro.

Gómez también pertenecía al círculo de allegado de Ocariz y era uno de los mejores de López, quien permanece preso desde hace más de un mes, acusado de instigar al desorden público.

La información fue confirmada por el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, en su cuenta de Twitter. “Nuestras condolencias a Carlos Ocariz y Leopoldo López por la muerte de personas muy allegadas a ellos. Que en paz descansen”, escribió.

Las indagaciones preliminares de la policía a cargo de Muchacho apuntan a que Gómez y Giménez practicaban ciclismo en el cerro El Ávila cuando fueron sorprendidos por delincuentes.

Según cifras oficiales, la violencia delictiva se cobró en el 2013 la vida de más de 11.000 personas, cifra inferior a los 16.000 del año 2012. Sin embargo, la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia asegura que los asesinatos fueron cerca de 25.000 a lo largo del 2013.