MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 00:47 UTC

 

 

Brasil responde a S&P: “bien preparado” para nuevo escenario internacional

Martes, 25 de marzo de 2014 - 22:31 UTC
Brasil responderá en forma clásica y robusta y cuenta con reservas internacionales de 360.000 millones dijo el Banco Central Brasil responderá en forma clásica y robusta y cuenta con reservas internacionales de 360.000 millones dijo el Banco Central

Un día después de ver rebajada de “BBB” a “BBB-” su calificación de riesgo por parte de la agencia Standard & Poor's, el Banco Central de Brasil aseguró este martes que el país está “bien preparado para el nuevo escenario internacional”.

 En un comunicado divulgado en Brasilia, la autoridad monetaria afirma que Brasil “ha respondido y seguirá respondiendo en forma clásica y robusta a los desafíos que surgen en el nuevo cuadro internacional”.

“Esa respuesta combina austeridad en la conducción de la política macroeconómica, flexibilidad cambiaria y utilización de los colchones de protección acumulados a lo largo del tiempo”, afirma la nota, al aludir a las reservas de divisas del país, que suman hoy unos 363.000 millones de dólares.

Según el Banco Central, Brasil está en posición de superar con seguridad la “nueva fase de normalización de las condiciones financieras globales”, reflejada en la retirada gradual de los incentivos de la Reserva Federal de Estados Unidos a la economía del país norteamericano. “La calidad de las políticas en vigor debe mantener el país bien preparado para el nuevo escenario internacional que se perfila”, concluye el texto.

A su vez, el Ministerio brasileño de Hacienda sostuvo que la rebaja de la calificación de riesgo anunciada por S&P es “inconsistente con las condiciones de la economía” y es además “contradictoria frente a solidez y los fundamentos” del país. ”Aunque la agencia afirma que el crecimiento económico fue una de las razones para su decisión, es importante destacar que Brasil, en el período de crisis internacional iniciada en 2008, creció un 17,8%, una de las mayores tasas acumuladas de crecimiento entre los países del G20 (industrializados y emergentes)”, afirma la nota.

Además, el gobierno argumenta que, el año pasado, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil se expandió en un 2,3%, “un desempeño superior al de la mayoría de los países de ese grupo”. El Ministerio rechazó asimismo las críticas a los “resbalones” de la política fiscal, y sostuvo que, en 2013, el superávit primario del país fue del 1,9% del PIB, un índice ”suficiente para reducir el endeudamiento público, tanto bruto (del 58,8% del PIB al 57,2% del PIB) como neto (del 35,3% del PIB al 33,8% del PIB)“.

Tras destacar las inversiones externas directas por 65.800 millones de dólares recibidas entre marzo de 2013 y febrero pasado y el programa de inversiones en infraestructura ”que moverá más de 400.000 millones de dólares en los próximos años“, la nota asegura que la economía brasileña ”tiene baja vulnerabilidad externa, pues posee el quinto mayor volumen de reservas internacionales en el G20“.

La rebaja de la calificación de riesgo de Brasil fue anunciada el lunes por la noche en Nueva York por la agencia, que justificó la decisión en base a ”una combinación“ de fragilidades fiscales, bajo crecimiento económico y un ”debilitamiento“ de las cuentas externas del país. Estos factores, sumados a problemas estructurales como baja tasa de inversión interna, le dejan al gobierno de Dilma Rousseff ”un espacio reducido para maniobras frente a choques externos“, agrega la nota, que definió como ”estable“ la perspectiva de la economía del país, lo que indica que no habrá una nueva rebaja, al menos a corto plazo. Pese a la revisión de la nota de riesgo, la agencia mantuvo a Brasil con el ”grado de inversión” conquistado en 2008.