MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 22:29 UTC

 

 

Colombia elige el Congreso que decidirá la suerte de los acuerdos de paz

Jueves, 6 de marzo de 2014 - 11:06 UTC
El 'Congreso de la Paz' estará dividido entre aquellos que siguen a Uribe y quienes apoyan los resultados de las tratativas con la FARC, o sea Santos El 'Congreso de la Paz' estará dividido entre aquellos que siguen a Uribe y quienes apoyan los resultados de las tratativas con la FARC, o sea Santos

Colombia arranca con los comicios legislativos que se celebrarán el próximo domingo un intenso periodo electoral en el que están previstas otras tres citas con las urnas: la primera y segunda vuelta de las presidenciales y el referendo revocatorio contra el alcalde de Bogotá.

 Las legislativas del 9 de marzo serán clave para el futuro del país ya que los colombianos elegirán a lo que se ha conocido como “el Congreso de la Paz”, es decir, el que tendrá que apoyar, o no, los acuerdos alcanzados por el Gobierno en la mesa de negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Es por eso que este histórico proceso ha centrado la campaña entre los partidarios y contrarios de seguir con los diálogos que acoge La Habana desde noviembre de 2012 y en el que ya se han alcanzado acuerdos en dos de los cinco puntos de la agenda: en tierras y participación política.

El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, que inscribió su candidatura a la reelección en las presidenciales que celebrarán su primera vuelta el 25 de mayo y la segunda, en caso de ser necesario, el 15 de junio, tiene el apoyo en sus políticas de su Partido de la U, del Liberal y de Cambio Radical.

Según las encuestas, estas tres formaciones obtendrían la mayoría en el Senado colombiano, pero con un margen estrecho frente a las fuerzas contrarias o críticas al proceso de La Habana, el Centro Democrático liderado por el ex-presidente Álvaro Uribe (2002-2010) y el Partido Conservador, hasta hace unas semanas aliado de Santos.

La figura de Uribe, cuyos gobiernos se recuerdan entre escalofríos y nostalgia, ha polarizado la política colombiana y se prevé que el ex-presidente obtenga el mejor resultado el próximo domingo entre los aspirantes a senador, con cerca de dos millones de votos.

A la izquierda, estigmatizada por la violencia guerrillera y exterminada por la ultraderecha, no se la espera: las encuestas conceden media docena de senadores al Polo Democrático Alternativo (PDA), mientras que ninguno de los candidatos de la Unión Patriótica (UP), en la lista de la centrista Alianza Verde, tiene asegurado un escaño.

Más allá de las legislativas, este domingo se celebran las elecciones al Parlamento Andino, que despiertan nulo interés entre los electores, y la consulta que definirá el candidato presidencial de la Alianza Verde entre Camilo Romero, John Sudarsky y Enrique Peñalosa, previsible ganador si no hay sorpresas de última hora.

Con el candidato verde en escena ya estará definida la pugna presidencial con Santos como favorito, pero en la que participarán Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático), Clara López (PDA), Aída Avella, de la UP, y Marta Lucía Ramírez (Partido Conservador).

La gran sorpresa de estos comicios la puede dar el voto en blanco que puntea en las encuestas con un estimativo entre el 30 y el 40 % y amaga con una crisis que lleve a repetir las elecciones con nuevos candidatos si alcanza la mitad de los sufragios, de acuerdo con la Ley de Reforma Política.

El maratón electoral lo completa el referendo revocatorio contra el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, convocado para el próximo 6 de abril, pero que podría anularse si el burgomaestre es destituido antes de esa fecha por un proceso administrativo paralelo que enfrenta por una supuesta mala gestión.

Por el momento la campaña es una de las más tranquilas que se recuerda en Colombia, acostumbrada a la violencia del conflicto armado y a los ataques contra candidatos, una afirmación refrendada por la Defensoría del Pueblo que apuntó que el proceso de paz ha incidido en la disminución del riesgo electoral.

El peor episodio se registró hace unas semanas en el convulso departamento de Arauca (noreste) cuando escoltas de Aída Avella se enfrentaron con miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), un hecho por el que la guerrilla comunista pidió disculpas a la candidata, también de izquierda.

Desde el domingo y hasta el 15 de junio los colombianos están llamados a las urnas en un proceso observado con lupa en todo el mundo, ya que los elegidos están llamados a alcanzar un acuerdo político de paz con la insurgencia para poner fin al conflicto armado más longevo del continente.

Categorías: Política, América Latina.