MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 05:54 UTC

 

 

Candidato oficialista se impondría en presidenciales en El Salvador este domingo

Jueves, 6 de marzo de 2014 - 11:28 UTC
Salvador Sánchez Cerén promete seguir con la obra del actual presidente Mauricio Funes Salvador Sánchez Cerén promete seguir con la obra del actual presidente Mauricio Funes

La campaña para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo en El Salvador culminó este miércoles sin actos multitudinarios de los candidatos, el oficialista Salvador Sánchez Cerén y el opositor Norman Quijano, pero con muchas promesas de ambos en materia de empleo, seguridad y vivienda.

 “Vamos a dar educación, salud, empleo, garantizar la felicidad a las familias; eso es lo que vamos a construir”, afirmó Sánchez Cerén, candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla que se enfrentó al Ejército salvadoreño durante la guerra civil (1980-1992).

El candidato de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) no se quedo atrás y prometió generar “empleo masivo” mediante el apoyo a los agricultores y emprendedores, “apoyo a los cuerpos de seguridad” y la “recuperación de territorios para vivir y trabajar en paz”, entre otras acciones.

Ni Sánchez Cerén ni Quijano celebraron actos masivos para cerrar sus campañas, sino que realizaron reuniones con sectores organizados y visitas residenciales, entre otras actividades, al igual que en los últimos días.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) señaló en un comunicado que, tras finalizar hoy el período de campaña proselitista, desde mañana el país entrará en el “silencio electoral”, para que los salvadoreños reflexionen su voto.

Sánchez Cerén aseguró a los periodistas estar “listo para gobernar el país y continuar los cambios”, sobre todo sociales, impulsados por el actual Gobierno, del que es vicepresidente.

“Vamos a poner nuestra energía en función de seguir profundizando los cambios, que los inició el presidente Mauricio Funes”, añadió.

Sin embargo, Quijano también aseguró hoy a los periodistas que sus encuestas recientes, no divulgadas por prohibición de la legislación electoral, ya le dan la ventaja.

Quijano, su candidato a vicepresidente, René Portillo, y dirigentes de ARENA han afirmado esta semana que “los números cambiaron” en relación con los resultados de la primera vuelta y de las últimas encuestas divulgadas a mediados de febrero.

En la primera vuelta, el 2 de febrero, Sánchez Cerén aventajó a Quijano por casi 10 puntos porcentuales (48,93 % sobre 38,96 %), pero al no superar el 50 % se vio obligado a disputar una segunda.

Los sondeos publicados en febrero reflejaron que Sánchez Cerén tenía entre 10 y 18 puntos porcentuales de ventaja sobre Quijano.

El TSE ya distribuyó los materiales electorales en los 1.593 centros de votación en todo el país. El nuevo presidente salvadoreño asumirá el 1 de junio próximo para el período 2014-2019.

Categorías: Política, América Latina.