MercoPress, in English

Viernes, 2 de diciembre de 2022 - 19:18 UTC

 

 

Alianza del Pacífico: la octava economía del mundo

Jueves, 19 de diciembre de 2013 - 07:15 UTC
Ollanta Humala, más que alentador para el Perú, ser el impulsor de esta Alianza Ollanta Humala, más que alentador para el Perú, ser el impulsor de esta Alianza

Por Ollanta Humala, Presidente del Perú - El potencial económico de la Alianza del Pacífico (*) y la rapidez con la que ha desarrollado toda una plataforma de cooperación entre los países que la conformamos, ha convertido a este bloque en la octava economía del mundo y eso no es poca cosa.

 Podemos decir que conformamos además la séptima potencia exportadora a nivel global, llegando a los 10 mil dólares de Producto Bruto Interno (PBI) per cápita anual en promedio; representamos el 50% del comercio de la región, habiendo recibido además en el 2012 más de 70 mil millones de dólares en inversión extranjera, lo que representa el 41% del total de la región.

Asimismo, hemos logrado asegurar el 100% de la desgravación arancelaria entre nuestros países, así como un acuerdo comercial que incluye varios capítulos de acceso a mercados entre los que se encuentran: reglas de origen, facilitación comercial, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos, compras públicas, servicios transfronterizos, telecomunicaciones, servicios marítimos, servicios aéreos, comercio electrónico, inversión y mecanismos de solución de controversias. Esto constituye una sólida plataforma, institucional y jurídica, que asegura la estabilidad para el ingreso de más inversiones.

Es fundamental que el crecimiento económico vaya de la mano con la implementación de políticas articuladas y orientadas por resultados, destinadas a reducir la desigualdad y dar oportunidades a la población más vulnerable.

Todo esto resulta más que alentador para el Perú, impulsor de esta Alianza, luego de haber pasado por años muy duros. Hoy cosechamos el esfuerzo de aquel inmigrante andino que llegaba a la capital a forjar sus sueños con un puesto ambulante. Hoy somos el empresario que exporta y da trabajo a otros peruanos. Hoy somos una de las economías de mayor crecimiento de los últimos 20 años a nivel mundial. Hoy ya formamos parte de la octava economía del mundo.

Sin embargo, el crecimiento económico por sí mismo no garantiza la inclusión social de la población más pobre y vulnerable que no se ha visto beneficiada significativamente en relación al resto de la población.

Para que la disminución de la tasa de pobreza continúe y se consiga la inclusión social es fundamental que el crecimiento económico vaya de la mano con la implementación de políticas articuladas y orientadas por resultados, destinadas a reducir la desigualdad y dar oportunidades a la población más vulnerable. Estas políticas no solo son indispensables para asegurar que la población excluida pueda beneficiarse del crecimiento económico, sino que fijan las bases para que este crecimiento sea sólido y sostenible.

La inclusión social permite mejorar la competitividad de nuestro capital humano que sostiene la productividad de la economía, permite dinamizar y crear nuevos mercados, generar un entorno más atractivo para la inversión privada, alcanzar mayores tasas de ahorro y de inversión, y generar los ingresos fiscales que respalden el gasto social (inversión para la inclusión social).

Para el gobierno peruano, es una prioridad mantener en marcha el círculo virtuoso que forman el crecimiento y la inclusión, implementando y fortaleciendo la Política de Desarrollo e Inclusión Social.

(*) Miembros fundadores Chile, Perú, Colombia y México.