MercoPress, in English

Jueves, 26 de mayo de 2022 - 05:40 UTC

 

 

China subsidia desguace para brindar apoyo a los alicaídos astilleros

Miércoles, 18 de diciembre de 2013 - 07:38 UTC
El subsidio es de 247 dólares/tonelada bruta y válido hasta fines de 2015 El subsidio es de 247 dólares/tonelada bruta y válido hasta fines de 2015

Las empresas navieras chinas recibirán 247 dólares por tonelada bruta para reemplazar con nuevos buques, más amigables con el medio ambiente, a las embarcaciones más antiguas registradas en el país. China dio a conocer un nuevo programa de subvenciones para fomentar el desguace de viejos buques de carga y petroleros.

 El sector marítimo sigue tratando de recuperarse de la sobrecapacidad y las bajas tarifas de flete.

Según un comunicado del Ministerio de Transporte y de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, las empresas navieras chinas recibirán 247 dólares por tonelada bruta para reemplazar con nuevos buques, más amigables con el medio ambiente, a las embarcaciones más antiguas registradas en el país, informó The Wall Street Journal.

Esto significa que, si una compañía de transporte envía a desguace y sustituye un barco de carga seca a granel del tipo Panamax, un tipo común de buque con un tonelaje bruto de alrededor de 35.000 toneladas, recibiría aproximadamente 8,64 millones de dólares en subsidios.

Los buques deben estar dentro de los 10 años anteriores a la edad de “jubilación obligatoria” para ser elegibles. Para los buques a granel secos, que transportan productos básicos como cereales y carbón, la “jubilación” es a los 33 años de servicio, de acuerdo con Zhang Shouguo, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Armadores de China.

Los armadores recibirán la mitad de la subvención cuando terminan el desguace de un buque viejo y recibirá el resto si se construye un nuevo buque. El subsidio será válido hasta finales del 2015.

Los analistas esperan que más medidas para ayudar al sector del transporte marítimo sean anunciadas en las próximas semanas, incluyendo recortes de impuestos a los operadores de buques y armadores.

Agregaron además que era difícil predecir cuál sería el total final de las subvenciones. Según un estimado, se valoró el programa en US$ 1.150 millones para los principales operadores de transporte marítimo de China, ya que los buques a granel seco con más de 23 años de edad representan el 16% del total de la flota marítima China.

Las compañías navieras comentaron que la flota de grandes buques de transporte de contenedores no se verá tan beneficiada con esta medida, ya que la mayor parte de estos buques son mucho más nuevos.

El programa de subsidios es una medida muy necesaria para la sobrevivencia de la industria de la construcción naval de China, una de las más grandes del mundo que emplea a decenas de miles de personas. Los constructores navales están sufriendo de una baja en las órdenes de pedido de nuevos buques debido a la caída del comercio mundial y a que las órdenes anteriores contribuyen a un exceso de capacidad a nivel mundial.