MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 03:23 UTC

 

 

Gobierno argentino se prepara para posible repetición de los incidentes de Córdoba

Sábado, 7 de diciembre de 2013 - 07:15 UTC
Hay temor que en este mes al igual que en otras oportunidades haya intentos de saqueos Hay temor que en este mes al igual que en otras oportunidades haya intentos de saqueos

El Gobierno argentino anunció que pondrá en marcha un “Comando Operativo de Acciones” para prevenir que se produzcan saqueos en la provincia de Buenos Aires, ante el temor de un contagio de los graves incidentes ocurridos en Córdoba.

 El comando operará especialmente en la zona del Gran Buenos Aires, en la que este miércoles intentaron robar dos supermercados en la localidad de Grand Bourg y en la de Glew, donde un comerciante chino falleció al resistirse a que vaciaran su local.

La creación del operativo fue acordada por el secretario argentino de Seguridad, Sergio Berni y el ministro provincial de Seguridad, Alejandro Granados, en una reunión en la que estuvieron presentes los máximos responsables de la Gendarmería Nacional y de la Policía bonaerense.

Berni explicó que la idea surgió ante la posibilidad de un efecto contagio de lo sucedido en Córdoba, donde dos personas murieron y más de 200 resultaron heridas y un millar de comercios fueron saqueados, aprovechando una huelga de policías.

Granados atribuyó algunas de las situaciones de “tensión” denunciadas por los vecinos en las últimas horas a “la falta de luz y agua”, consecuencia de la fuerte tormenta que descargó sobre el centro de Argentina el pasado lunes.

El ministro de Seguridad bonaerense reconoció que en las últimas horas ha aumentado el riesgo ante posibles saqueos en la provincia, ya que incluso han aparecido grupos en las redes sociales convocando a “saquear todo”.

“Siempre en fin de año el tema se pone candente, además hay falta de luz, de agua, personas haciendo fogatas en las esquinas y eso ha generado una situación un poco especial”, aseguró.

Durante los graves incidentes ocurridos en Córdoba, más de 200 personas resultaron heridas, la mayoría por enfrentamientos entre los saqueadores y los dueños de los comercios que trataban de impedirlos.

Mientras reinó el caos, los asaltantes se llevaron de las tiendas alimentos, mercaderías, electrodomésticos y hasta motocicletas. Hasta el momento por estos hechos hay detenidas e imputadas 96 personas bajo el cargo de “robo calamitoso”.

En las últimas horas se informó que unos 2.000 gendarmes enviados por Buenos Aires estaban en camino a Córdoba para asegurar el control de la ciudad y evitar malos ejemplos.

Los gendarmes llegan luego de un fuerte entredicho entre el Jefe de gabinete Jorge Capitanich y el gobernador Jose Manuel de la Sota a propósito de las responsabilidades de seguridad interna en las provincias y el protocolo de solicitud para el envío de gendarmería.