MercoPress, in English

Martes, 24 de mayo de 2022 - 11:30 UTC

 

 

Senador paraguayo pierde sus fueros por presión de una indignada opinión pública

Viernes, 29 de noviembre de 2013 - 09:23 UTC
El Senador Bogado y sus '23 pares' se arrepintieron de un primer voto negativo (Foto EFE) El Senador Bogado y sus '23 pares' se arrepintieron de un primer voto negativo (Foto EFE)

La presión de la ciudadanía logró desandar la primera negativa del Senado del Paraguay de quitarle los fueron a uno de sus integrantes, el oficialista Victor Bogado quien ha sido imputado por cobro indebido de honorarios y estafa a propósito de contratación de personal entre los cuales la llamada 'niñera de oro'.

 Esta fue la segunda vez que la Cámara de Senadores trata el pedido de desafuero de Bogado ya que en la sesión del pasado 14 de noviembre, los llamados 23 pares, votaron para que se mantengan los fueros del senador. Muchos de ellos por lo visto se arrepintieron de ese primer voto negativo debido a la manifiesta indignación de la ciudadanía la cual organizó marchas y caravanas de protesta.

Pero quizá más comprometedor y vergonzante para los '23' haya sido la difusión pública de sus nombres y el boicot en comercios y otros locales donde amablemente se les solicitaba se retiraran, aunque no faltara algún exabrupto también aún más humillante para esos senadores y sus familias.

El pedido de desafuero fue hecho por el propio Bogado y se trató como primer orden del día. Por unanimidad se aprobó quitarle los privilegios de legislador para que se defienda de los cargos que se le imputan.

Bogado fue el primero en intervenir durante el tratamiento de este punto y aprovechó para defenderse. Aseguró: “Estoy en esta situación por ayudar sin mirar clases sociales”.

Reafirmó que la imputación de la Fiscalía no tiene sustancia y justificó el hecho diciendo que consultó con varios abogados. “Ningún jurista me ha podido determinar qué delito cometí”, refirió.

El senador por el Encuentro Nacional Eduardo Petta solicitó que la votación sea nominal, lo cual fue finalmente rechazado, por lo que se votó a mano alzada.

Proteger a Bogado fue “la gota que colmó el vaso” para la gente, según reconocieron los propios legisladores. Cansados de la impunidad, los casos de nepotismo y tráfico de influencias, miles de paraguayos salieron a las calles a demostrar su indignación.

Según la carpeta fiscal, la “niñera de oro” Gabriela Quintana fue nombrada como funcionaria de Diputados y luego obtuvo su contratación en la empresa eléctrica binacional Itaipú mediante una falsa declaración de exclusividad laboral. Es decir, “trabajó” en dos puestos y se consumó con ello la doble remuneración.

El 4 de junio de 2013, Bogado solicita a Itaipú una prórroga de la comisión de Quintana para continuar prestando servicios en la Cámara de Diputados. Con dicha comisión se logra que la mujer perciba remuneraciones de Diputados y de Itaipú.