MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 02:45 UTC

 

 

Con gremios y patronales Capitanich propone acuerdo de precios y salarios para moderar la inflación

Sábado, 23 de noviembre de 2013 - 07:21 UTC
El nuevo jefe de gabinete se reunió por separado con sindicalistas y empresarios  El nuevo jefe de gabinete se reunió por separado con sindicalistas y empresarios

El flamante jefe de gabinete del gobierno argentino, Jorge Capitanich estuvo reunido el viernes con sindicalistas y organizaciones patronales para interiorizarlos de las metas de productividad dentro del 'contexto de competitividad' que se propone el gobierno y que en lo más inmediato busca un acuerdo de precios y salarios para moderar la inflación.

 “El Estado va a propiciar el uso de su capacidad regulatoria para establecer un acuerdo de precios, precisamente, para reducir cualquier expectativa alcista”, anunció Capitanich en el encuentro con los sindicalistas.

Más tarde ante los empresarios, reiteró el concepto y advirtió que el Gobierno revisará con lupa sus ganancias para evitar subas desmesuradas en la cadena de valor de los productos.

Tanto desde los gremios como desde el sector empresario celebraron la convocatoria al diálogo, paralizado tras la licencia médica de Cristina Fernandez y resaltaron la expectativa favorable que ponen en la Casa Rosada con el cambio de gabinete y un discurso uniforme entre Capitanich y el nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof.

El resultado más inmediato es que la semana próxima, por rubro de actividad, los representantes sindicales y empresariales deberán presentar sus propuestas a Kicillof y, en un mes, el Gobierno se comprometió a anunciar las medidas que llevará adelante para aplacar la inflación. La fecha que estableció fue el 22 de diciembre, un domingo, pero se espera que se concrete el viernes anterior.

Más temprano, en la ronda diaria con los medios desde la Casa Rosada, el jefe de Gabinete también enfatizó que la salida de Guillermo Moreno de Comercio Interior no significará “un viva la Pepa” para que los empresarios aprovechen el alejamiento del funcionario encargado del control de precios y remarcar los productos.

A los sindicalistas se les pidió mesura y responsabilidad a la hora de los reclamos de aumentos y también pidió moderación en los pedidos de pagos extra de fin de año, cuando suelen subir los precios. A cambio, les prometió 300.000 nuevos puestos de trabajo como parte de las ya famosas 200 metas que se propuso para los próximos dos años.

En tanto a las patronales se les advirtió sobre el nivel de ganancias pero también hubo una agradable sorpresa: un plan mayor de obra pública.

Categorías: Política, Argentina.