MercoPress, in English

Viernes, 25 de junio de 2021 - 13:13 UTC

 

 

Brasil reclama poseer una capacidad disuasoria militar en los paises de la región

Sábado, 29 de mayo de 2010 - 07:47 UTC
Ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim en conferencia de prensa con su par de Uruguay Luis Rosadilla Ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim en conferencia de prensa con su par de Uruguay Luis Rosadilla

El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, consideró ayer como un error hablar de “carrera armamentista” en América del Sur, pero al mismo tiempo abogó por “una política de identidad en defensa” que le permita a la región disponer de cierta “capacidad disuasoria”.

Tras una visita de trabajo en Montevideo, Jobim destacó que “América latina posee la reserva de agua más grande del mundo [en el Amazonas y el acuífero guaraní], así como la mayor producción de energía y alimentos”. Por ello, el ministro dijo que Brasil presentará ante el Consejo Sudamericano de Defensa “la iniciativa de formular una política de identidad en defensa y la integración de las bases industriales de defensa para que también formen parte del desarrollo económico del continente”.

Según Jobim, “no se puede pensar en una industria bélica, sino en el desarrollo de una industria de defensa”, ya que ”el subcontinente sudamericano tiene que tener una estructura disuasoria capaz para que pueda decir «sí» al mundo cuando tenga la necesidad de hacerlo (...) y eso sólo es posible teniendo la capacidad disuasoria“.

Respecto de la compra de armamentos por parte de Brasil, el funcionario aclaró que su país no será comprador, sino que espera desarrollar la capacidad de producir material para la defensa en el continente, con la cooperación de otros países.

”El continente debe tener autonomía también en la producción de este tipo de material que hará posible desarrollar, a la postre, una capacidad disuasoria real”, señaló.

Jobim fue recibido anteayer, en Montevideo, por el presidente de Uruguay, José Mujica, y el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, con quienes acordó reforzar las misiones de paz, particularmente en Haití. Del encuentro participaron también los comandantes en jefe de las fuerzas armadas de ambos países.

Además, en la reunión se firmó una declaración conjunta para un próximo encuentro entre los presidentes Mujica y Luiz Inacio Lula da Silva el 4 de agosto en la ciudad brasileña de Santa Ana do Livramento, fronteriza con Uruguay.

En el documento final, Uruguay expresó su apoyo a la iniciativa brasileña y de Turquía para fomentar las instancias de diálogo en relación al conflicto nuclear iraní.
 

Categorías: Política, América Latina.