MercoPress, in English

Miércoles, 16 de junio de 2021 - 13:48 UTC

 

 

Uruguay: Residencia oficial de Punta del Este se vende en US$ 1 millón

Miércoles, 14 de abril de 2010 - 11:45 UTC
Residencia presidencial en Punta del Este (Foto El País) Residencia presidencial en Punta del Este (Foto El País)

La residencia presidencial de Punta del Este será vendida por US$ 1 millón y al menos el Banco República tiene interés en mudar allí la sucursal del balneario. En el gobierno también hay interés de instalar en el edificio otras dependencias estatales y ello está sujeto a negociación.

La idea del mandatario José Mujica es usar todo el dinero de la venta para el Plan de Solidaridad, un nuevo programa para la construcción de viviendas y la atención de unas 50 mil personas en la indigencia.

Mujica ya abrió con su sueldo dos cuentas –una en el BROU y otra en el Bandes– para crear un fondo tendente a financiar la edificación de soluciones habitacionales.

El objetivo es tener, además del dinero presupuestal para el plan, otro tipo de recursos que provengan de la venta de activos considerados inútiles para el Estado.

Según informaron fuentes del Banco República, para la institución es necesario cambiar el lugar de la agencia Punta del Este. El local que el organismo tiene hoy en la calle Gorlero presenta una complicación estructural: falta estacionamiento.

La actual residencia presidencial está ubicada sobre la avenida Roosevelt, lo que permite tener un espacio mucho mayor para estacionar en la calle. Además el predio es grande y permitiría construir un estacionamiento propio.

En el gobierno se está pensando utilizar el edificio para alojar otras dependencias oficiales adicionales a las del Banco República.
La comuna fernandina (del Departamento de Maldonado) también manifestó su intención de utilizar las instalaciones para crear un centro de atención ciudadano
.
El secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, dijo tras el Consejo de Ministros que el Plan de Solidaridad al que contribuirá Mujica con la donación de parte de su sueldo abarcará en total a una población objetiva de 50 mil personas que están bajo la línea de la indigencia. Sin embargo, señaló que, como los recursos no dan para todo, se priorizará a los indigentes en peor situación.

El funcionario explicó también el rol que se le quiere dar a los organismos sociales y sindicales: “Cuando hablamos del involucramiento de la sociedad, es porque necesitamos gente con formación para atender las situaciones de emergencia”. Añadió que apuntan al personal calificado para ”que la ayuda no sea sólo una cáscara de paredes y techo”.

 

Categorías: Política, Uruguay.