MercoPress, in English

Viernes, 14 de mayo de 2021 - 03:01 UTC

 

 

Elecciones generales en Reino Unido serán el 6 de Mayo

Miércoles, 7 de abril de 2010 - 08:43 UTC

El primer ministro británico se reunió en el palacio de Buckingham con la reina Isabel, que procedió a la disolución oficial del Parlamento.

El primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, convocó hoy las próximas elecciones generales para el 6 de mayo tras reunirse en el palacio de Buckingham con la reina Isabel, que procedió a la disolución oficial del Parlamento.

La convocatoria de los comicios supone el puntapié para el comienzo de la campaña, que durará un mes y en la que las dos principales líderes políticos el laborista Brown y el conservador David Cameron desarrollarán un auténtico maratón electoral.

Tras anunciar la fecha y acompañado por su gobierno en pleno frente al 10 de Downing Street, el primer ministro dejó claro que el eje de su campaña girará en torno al papel desempeñado por su gobierno para hacer frente a la crisis económica internacional.

“La gente ha luchado demasiado para conseguir que el Reino Unido se sitúe en el camino de la recuperación como para permitir que nadie nos devuelva al camino de la recesión”, manifestó.

“El futuro está a nuestro alcance y es un futuro de justicia que debemos conseguir entre todos”, añadió el primer ministro, que se dirigió a los 45 millones de votantes británicos para que reiteren su confianza en los laboristas para dirigir el país.

Brown dijo que las elecciones deberán decidirse a partir de “los tres grandes desafíos” que afronta el país: recuperar la economía, asegurar las principales prestaciones sociales al tiempo que se reduce a la mitad el déficit y renovar el clima político tras el escándalo del abuso de los gastos asignados a los parlamentarios.

Las elecciones serán las más disputadas de los últimos 18 años si se cumplen los pronósticos más recientes de las encuestas sobre intención de voto, que auguran que no habrá una mayoría clara en el Parlamento y que la fuerza más votada se verá obligada a pactar.

De la incertidumbre del resultado de las urnas el 6 de mayo dan cuenta los últimos sondeos, que sitúan entre 4 y 10 puntos la diferencia a favor de los conservadores, y que coinciden en la irrupción con fuerza de la tercera fuerza política, el Partido Liberal Demócrata, que podría tener la llave de la legislatura.

Los “tories” tienen la oportunidad de acabar con 13 años de Gobiernos laboristas, desde que Tony Blair se convirtiera en primer ministro en 1997 y acabara a su vez con 18 años de presencia conservadora en el número 10 de Downing Street.

Blair ganó para el laborismo tres elecciones generales y cedió la jefatura del Gobierno a Gordon Brown, que aspira a emular al ex primer ministro conservador John Major sucesor de Margaret Thatcher, que ganó las elecciones de 1992 frente al laborista Neil Kinnock en contra de las previsiones de todas las encuestas.

James Cameron aspira a convertirse a sus 43 años en el primer ministro más joven del Reino Unido en los últimos 200 años.

Tras conocer la esperada fecha del 6 de mayo, día en que también se celebrarán elecciones locales en Inglaterra, Cameron señaló que los “tories” se dirigirán en la campaña a los ciudadanos que definió como “los gran ignorados: los jóvenes, los viejos, los ricos, los pobres, los que viven en ciudades y los que viven en el campo”.

“Ellos son quienes ponen en marcha negocios, operan las fábricas, enseñan a nuestros niños, limpian las calles, cultivan nuestra comida y nos mantienen sanos y seguros. Ellos son quienes trabajan duro, pagan sus impuestos y cumplen la ley”, dijo el líder “tory”.

El liberaldemócrata Nick Clegg declaró que el anuncio de las elecciones marca “el principio del fin de la era Gordon Brown”, a quien consideró “directa y personalmente responsable de los mayores errores que se han cometido durante los últimos 13 años”.

Clegg centrará su campaña en denunciar lo ocurrido durante la crisis financiera y la recesión, la invasión ilegal de Irak, la corrupción de la clase política y el empeoramiento generalizado del nivel de vida de los británicos bajo el laborismo.
 

Categorías: Política, Internacional.