MercoPress, in English

Miércoles, 23 de junio de 2021 - 06:37 UTC

 

 

Brasil refuerza su diplomacia contra barreras agrícolas

Viernes, 26 de marzo de 2010 - 09:51 UTC
Secretario de Relaciones Internacionales del Ministerio de Agricultura, Celio Porto. Secretario de Relaciones Internacionales del Ministerio de Agricultura, Celio Porto.

Brasil se refuerza en la batalla contra las barreras a las exportaciones agrícolas. En algunos meses enviará agregados agrícolas que serán integrados en ocho embajadas consideradas claves en los agronegocios, como la de EE.UU, con la tarea de intentar reducir las trabas en su comercio.

En el caso de las carnes, hay un mercado de Usd 20 mil millones cerrado en razón, sobre todo, de barreras sanitarias difíciles de resolver en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Barreras no sanitarias, como cuotas o tarifas, son debatidas en paneles abiertos en la OMC que, al final del proceso, emite un parecer, con posibilidades de medidas punitivas para el país infractor de las reglas del comercio internacional.

En cambio, las barreras sanitarias son tratadas por un Comité de Medidas Fitosanitarias de la OMC, cuyo presidente puede presentar una reclamación al país infractor pero no hay un juzgamiento. Así, el cumplimiento de una recomendación acaba arrastrándose en el tiempo.

“La apertura de los mercados cerrados por cuestiones sanitarias exigen mucha diplomacia. Esa es la gran ventaja de tener un agregado agrícola. El estará en el exterior todo el tiempo para trabajar esa agenda”, dijo el secretario de Relaciones Internacionales del Ministerio de Agricultura, Celio Porto.
“El diálogo directo con las autoridades locales, hasta para aclarar cuestiones de rutina, es muy importante”, agregó.

Los futuros agregados se reunieron en San Pablo con exportadores de carne, azúcar, alcohol y soja para conocer las prioridades de cada sector. Luego con productores de naranja, otras frutas y café. Posteriormente visitaron el puerto de Santos para conocer la operativa de los embarques de esos productos.

Así fue como los ocho agregados agrícolas partieron para sus destinos: EE.UU., Japón, Unión Europea (Bélgica) Rusia, OMC (Suiza), Argentina, China y Sudáfrica.

“El papel de los agregados agrícolas es, por ejemplo, insistir que esos países reconozcan el estatus brasileño de libre de aftosa con vacunación, confirmado por la Organización de Salud Animal. Como esas naciones forman parte de ella, deben reconocer el estatus de Brasil”, agregó Porto.

 

Categorías: Economía, Política, Brasil.