MercoPress, in English

Martes, 27 de febrero de 2024 - 04:35 UTC

 

 

Reeligen al chileno Insulza como titular de la OEA

Miércoles, 24 de marzo de 2010 - 21:29 UTC
José Miguel Insulza electo por cinco años más José Miguel Insulza electo por cinco años más

El chileno José Miguel Insulza fue reelecto, por aclamación, como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y se comprometió a trabajar para “seguir fortaleciendo la democracia” de la región, así como los derechos humanos y la seguridad pública.

Insulza, de 66 años, era el único candidato postulado y había llegado a esta sesión con el apoyo de más de los 18 países necesarios para ser electo por otros cinco años, pese a lo cual los esfuerzos diplomáticos estuvieron orientados a lograr su elección por aclamación, como finalmente ocurrió.

Además, en la 39na Asamblea General Extaordinaria reunida en la sede principal de la OEA en Washington fue reelecto también por aclamación el actual secretario general adjunto, Albert Ramdín, de Surinam.

En su primer discurso como el décimo Secretario General reelecto -mandato que entrará en vigencia dentro de dos meses-, Insulza aseguró que de aquí al 2015 “seguiremos luchando por fortalecer la democracia representativa que nos hemos ganado con tanto esfuerzo”.

“Vamos a fortalecer nuestra lucha por los derechos humanos, vamos a tratar de equilibrar mejor nuestra politica democrática y nuestras políticas de desarrollo y vamos a luchar por fortalecer la condición de la mujer y la igualdad de género en nuestra región”, prometió.

A su vez, sostuvo que en su nuevo período dentro de la organización se ocupará de la seguridad pública que es la “gran tarea de nuestra región, que tiene felizmente una situación de paz que no quisieramos vulnerar ni ver vulnerada”.

“Creo que hemos avanzado mucho en estas cosas pero todavía podemos hacer cosas mucho más grande por mejorar nuestro trabajo”, insistió.

Una vez finalizada la votación, Estados Unidos celebró la nueva presidencia aunque pidió a los nuevo líderes “mejores mecanismos y realizar un mejor trabajo defendiendo y promoviendo la democracia y los derechos humanos” en el hemisferio.

Son necesarios “mecanismos más rápidos y flexibles”, agregó la embajadora Carmen Lomellin haciendose eco de las palabras que este lunes le enviara en una carta la secretaria de Estado Hillary Clinton al ex canciller para transmitirle el apoyo estadounidense a su candidatura.

Por su parte, el embajador argentino ante la OEA, Rodolfo Gil, pidió la palabra para destacar que durante los últimos cinco años Insulza demostró tener una “característica muy útil para la organización”, como es el ”equilibrio“, y reafirmó que la Argentina ”seguirá apoyando durante estos cinco años que vienen la tarea“ que viene realizando el funcionario.

Minutos antes de la votación, el representante venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, anticipó su apoyo a Insulza y repasó algunos acontecimientos que marcaron el último período resaltando que la institución interamericana ”debe acostumbrarse a las coincidencias y a las disidencias“.

En ese sentido, advirtió además que ”hoy los estados miembros son más relevantes, más democráticos, más prósperos, más pacíficos en su mayoría, más libres y más influyentes“, y en ese sentido ”tememos que la OEA pueda estar sumiéndose en la irrelevancia“.

Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Nicaragua, México, Panamá, República Dominicana y Uruguay, son algunas de las naciones que respaldaron al funcionario chileno para un nuevo período.

Por su parte, Bolivia fue la única nación que declaró previamente su ”abstención“ en la votación, pero a la vez anticipó que no impondría ninguna ”objeción“ a que la elección fuera por unanimidad.

Para llegar a esta instancia, el ex canciller chileno debió superar críticas externas respecto a ciertas medidas que el organismo adoptó en casos como el de Cuba y en el golpe de Estado en Honduras.

Asimismo, tuvo que lidiar con la reciente creación de una comunidad regional que al dejar afuera a Estados Unidos y a Canadá, puso sobre la mesa el debate de la figura de la OEA en el continente.

Esto, generó a su vez que Estados Unidos comenzara a ejercer presiones para que la institución sea revitalizada, se centralice en un puñado de asuntos y genere reformas que le den ”mayor transparencia” en temas de presupuesto, contabilidad y contratación de su personal.

En respuesta a esto, Insulza aseguró que si bien con los recursos que cuenta la organización “es difícil cubrir la enorme cantidad de tareas” año a año asignadas, en esta nueva estapa ”vamos a esforzarnos por ser más eficientes“.

”Espero cumplir con mucho esfuerzo, con todas las ideas y propuestas que ustedes me han hecho”, concluyó.

Categorías: Política, Internacional.