MercoPress, in English

Miércoles, 22 de mayo de 2024 - 17:56 UTC

 

 

Piñera asume la Presidencia en ceremonia recortada por temblores

Viernes, 12 de marzo de 2010 - 08:32 UTC
Presidente Sebastián Piñera Presidente Sebastián Piñera

Sebastián Piñera asumió la Presidencia de Chile en una breve ceremonia marcada por tres temblores de tierra y en presencia de siete presidentes de América Latina, el heredero de la Corona española y otros muchos invitados. Las fuertes réplicas que alcanzaron los 7,2 grados en la escala de Richter y motivaron una alerta de maremoto alteraron las actividades oficiales.

El nuevo presidente de Chile se dirigió en forma inmediata a la zona del epicentro y posteriormente a Constitución, la zona más afectada por el terremoto donde pidió “coraje” a los chilenos para iniciar el proceso de construcción tras el terremoto y posterior maremoto del pasado 27 de febrero

En un periodo de 27 minutos tres fuertes temblores, de 6 a 7 grados de magnitud, sacudieron el centro y sur de Chile, incluyendo Valparaíso, la ciudad donde tuvo lugar la investidura del primer presidente de la derecha después de 20 años de gobiernos de centro-izquierda, quien este mismo jueves, poco después de la ceremonia, viajó a las zonas afectadas por los sismos.

Piñera, de 60 años, recibió la banda presidencial en la sede del Congreso de manos del nuevo presidente del Senado, Jorge Pizarro, quien previamente la había recibido de la mandataria saliente, la socialista Michelle Bachelet.

Su primera medida como presidente fue declarar el estado de catástrofe en la región de O'Higgins, en cuya costa se localizó el sismo de 6,9 grados, el primero de los tres de este jueves, y ordenar que se desplieguen allí las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad ciudadana.

El primero de los tres terremotos, unos de los muchos que se han registrado en Chile después del que el 27 de febrero asoló una amplia zona del centro y sur del país, con el resultado de medio millar de muertos y cuantiosos daños, sucedió unos 20 minutos antes del comienzo de la ceremonia de traspaso de mando, cuando ya estaban los invitados dentro del edificio del Congreso.

Antes de su investidura, Piñera saludó a los jefes de Estado y personalidades internacionales invitadas, entre ellas los presidentes Alan García (Perú), Rafael Correa (Ecuador), José Mujica (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay), Cristina Kirchner (Argentina), Álvaro Uribe (Colombia) y Evo Morales (Bolivia), así como el heredero de la Corona española, el príncipe Felipe de Borbón.

Después de entonar el himno nacional, Piñera tomó juramento a los veintidós miembros de su gabinete ministerial, entre los cuales hay numerosos independientes que han desarrollado su labor en el mundo privado y sólo ocho son militantes de partidos de la derecha.

Tras la breve ceremonia, el presidente del Senado levantó la sesión sin que el nuevo presidente tomara la palabra y Sebastián Piñera y la primera dama, Cecilia Morel, subieron a un automóvil descapotable para desplazarse al palacio presidencial de Cerro Castillo, situado en la vecina ciudad de Viña del Mar.

A su llegada, Piñera habló a través de los medios de comunicación para pedir a la población que tome medidas preventivas ante los temblores que se han sentido en el centro y sur del país.

A Cerro Castillo llegaron también los jefes de Estado y de Gobierno invitados, aunque el almuerzo oficial previsto celebrar se celebro en ausencia de Piñera, quien partió rápidamente a Rancagua. En esa ciudad, a 90 kilómetros al sur de Santiago, “hay daños significativos” causados por los terremotos de hoy, dijo el mandatario.
 

Categorías: Política, América Latina.