MercoPress, in English

Jueves, 18 de julio de 2024 - 11:21 UTC

 

 

Rio Grande do Sul se prepara para otro día tormentoso

Lunes, 27 de mayo de 2024 - 08:47 UTC
El mal tiempo se prolongará hasta la madrugada del martes El mal tiempo se prolongará hasta la madrugada del martes

Se pronostica que el estado brasileño de Rio Grande do Sul, que aún está recuperándose de inundaciones sin precedentes, sufrirá nuevas lluvias intensas este lunes, por lo que las autoridades municipales de la ciudad de Porto Alegre emitieron una alerta de precaución, informó Agencia Brasil.

 Según el Instituto de Investigaciones Hidráulicas de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), se esperan inundaciones duraderas y niveles que se mantendrán elevados durante los próximos días.

Se esperan precipitaciones entre 50 y 100 milímetros y vientos entre 60 y 100 kilómetros por hora (km/h), lo que podría provocar desbordes de arroyos y deslizamientos de laderas, además de cortes de energía y caída de árboles.

Defensa Civil dijo que también pueden ocurrir deslizamientos de tierra, derrumbes de pendientes y derrumbes de barreras. “La población que vive en zonas de riesgo debe observar cualquier cambio de pistas. En caso de signos de inestabilidad, los residentes deben buscar refugio temporal en casa de familiares o amigos, o utilizar las estructuras de acogida puestas a disposición por el ayuntamiento a través del 156”, indica un comunicado.

El Instituto Nacional de Meteorología (Inmet) de Brasil dijo que el pronóstico del lunes anunciaba lluvias a partir de la mañana con temperaturas entre 9 y 16 grados centígrados (ºC). hasta la madrugada del martes.

Se ha recomendado a los residentes de zonas ribereñas o cercanas a lugares con antecedentes de inundaciones que busquen un lugar seguro para quedarse. Las clases en las escuelas públicas, tanto estaduales como municipales, fueron suspendidas el lunes y martes en Porto Alegre, Pelotas y Río Grande. Se informó que lo mismo se aplica a las escuelas privadas de Porto Alegre.

Rio Grande do Sul ha registrado 169 muertes, 56 personas desaparecidas y 806 heridos. Unas 112.000 personas seguían sin electricidad el domingo.

Categorías: Medio ambiente, Brasil.