MercoPress, in English

Miércoles, 24 de julio de 2024 - 06:40 UTC

 

 

Huelga general debe ser un llamado de atención a las autoridades argentinas, afirma la CGT

Viernes, 10 de mayo de 2024 - 10:59 UTC
El gobierno tiene que cambiar de rumbo o se convocarán más huelgas generales, advirtió Daer El gobierno tiene que cambiar de rumbo o se convocarán más huelgas generales, advirtió Daer

Tras el paro general de este jueves, la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina dijo que la medida era un “llamado de atención a las autoridades” que “deben tomar nota” del escenario que se avecina. El colíder de la CGT, Héctor Daer, también mencionó que “tomamos nota del apoyo” de los trabajadores que han sufrido una fuerte reducción salarial desde que asumió el presidente Javier Milei el 10 de diciembre de 2023.

Expresados en dólares estadounidenses, los salarios pueden ser más altos, pero su poder adquisitivo ciertamente está por debajo del que tenían bajo Alberto Fernández a pesar de la inflación galopante del país. Por ello, la CGT insistió en que la huelga reflejaba un descontento generalizado con la situación económica actual y subrayó la necesidad de que el gobierno reevaluara su estrategia porque la medida no era un fin en sí misma sino sólo una advertencia para promover un cambio de rumbo dadas los numerosos “sectores de la ciudadanía que difícilmente podrán recuperarse si esto continúa”, explicó Daer.

Durante una conferencia de prensa en la sede de la CGT en la calle Azopardo de Buenos Aires, Pablo Moyano, otro de los triunviros al frente del gremio obrero, restó importancia a las críticas del gobierno y advirtió que podría haber “un conflicto mayor” si la administración libertaria continúa en este camino.

Según cifras de la CGT, el 90% de los docentes del país y el 80% de las gasolineras se sumaron al paro. “Quiero felicitar a todos los trabajadores de la República Argentina que han demostrado que la agenda que nos llevó a esta huelga tenía el respaldo social y, sobre todo, político para llevarse a cabo”, subrayó Daer.

“A quienes dicen que esto es un paro político, les decimos que, efectivamente, estamos discutiendo el rumbo de este país, la política que se está llevando a cabo, todas las acciones que dañan el tejido social del país”, agregó.

Para Daer, el éxito de la huelga “tiene que ver con que los trabajadores han apoyado la idea de paralizar las actividades para reclamar” mejoras salariales y la homologación de acuerdos salariales ya firmados.

Daer también destacó que la aprobación por parte de la Cámara Baja del llamado proyecto de Ley Ómnibus demuestra que los legisladores “nunca han terminado de comprender el sufrimiento del pueblo argentino”, y advirtió que, si el texto es aprobado por el Senado, quienes trabajan en empresas con cinco o menos empleados quedarían bajo un régimen legal de informalidad. También anunció varias reuniones en los próximos días con algunos senadores destacados para persuadirlos de votar en contra del proyecto de Milei. El dirigente sindical también insistió en que es necesario derogar en el Congreso el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/23 que liberaliza la economía.

De lo contrario, serían necesarias nuevas huelgas dada la “estrepitosa” caída de las actividades industriales y de la construcción, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), de -21,2% y -42,2% respectivamente, sólo en marzo. “Estos son empleos y calidad de vida para los argentinos que se están perdiendo”, subrayó Daer.

Categorías: Política, Argentina.