MercoPress, in English

Miércoles, 17 de julio de 2024 - 13:04 UTC

 

 

Generala Richardson no es bienvenida por principal agrupación sindical uruguaya

Martes, 6 de febrero de 2024 - 10:37 UTC
La Generala Richardson quiere una base militar estadounidense en Uruguay para contrarrestar la presencia de China en la región, según el Pit-Cnt La Generala Richardson quiere una base militar estadounidense en Uruguay para contrarrestar la presencia de China en la región, según el Pit-Cnt

La agrupación sindical uruguaya PIT-CNT, objetó este lunes la presencia en el país sudamericano de la Generala Laura Richardson, jefa del Comando Sur de Estados Unidos, se informó en Montevideo.

“El pueblo trabajador no le da la bienvenida”, dijo la central obrera. “El objetivo de su visita es el interés por el agua dulce y la posibilidad de crear una base militar en territorio uruguayo”, prosiguió el sindicato.

Richardson permanecerá en Uruguay del 5 al 8 de febrero para “reunirse con altos funcionarios del gobierno y líderes militares y discutir la asociación bilateral de defensa entre Estados Unidos y Uruguay”, según la embajada estadounidense. La agenda de la generala de cuatro estrellas también incluye asistir a eventos centrados en el apoyo de las Fuerzas Armadas uruguayas a la paz mundial y la estabilidad regional, se explicó.

La asociación de trabajadores mencionó asimismo el interés de EE.UU. en el Acuífero Guaraní, una de las mayores reservas de agua dulce del mundo compartida por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, así como en recursos como litio, petróleo, cobre y oro, además de la posible creación de una base militar en territorio uruguayo para contrarrestar la influencia de China en la región. Se espera que Richardson también agradezca al Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou por abstenerse en la ONU de pedir un alto el fuego en Gaza.

“Repudiamos la visita de alguien que considera a América Latina su patio trasero”, insistió el PIT-CNT. La generala fue tildada de “representante del imperio que llevó adelante las guerras en Afganistán, Irak, Libia, Pakistán, Somalia, Siria y Yemen con millones de muertos”.

“La visita de Laura Richardson, representante de un país que pretende erigirse en hegemón del mundo, no es una buena noticia ni es bienvenida para los trabajadores uruguayos”, reza un comunicado del PIT-CNT.

Mientras tanto, el ministro de Defensa, Javier García, está interesado en aprovechar la visita de Richardson para asegurar la compra de armas, camiones y radares marítimos a Estados Unidos. García también considera la presencia de Richardson como una señal de la profundización de las relaciones entre ambos países. García declaró a El País de Montevideo que espera que esta buena relación se refleje en las negociaciones que está llevando a cabo para la compra de armamento, camiones y radares marítimos a un precio inferior al del mercado.

García destacó que ambos países mantienen una “relación de trabajo conjunto” y que en los casi cuatro años del actual gobierno han “profundizado el vínculo”, lo que ha permitido avanzar en la “cooperación en material militar” bajo el sistema de Ventas Militares al Exterior. El Ejército uruguayo está especialmente interesado en 60 camiones para renovar su flota. “Tenemos camiones que están, ya no al límite, sino atados con alambre. Necesitamos renovar el parque automotor que se utiliza en las misiones diarias de traslado logístico del personal del Ejército. Estamos absolutamente en una situación crítica”, explicó García. Según Infobae, esta operación aún se encuentra en la etapa de negociación del precio.