MercoPress, in English

Domingo, 3 de marzo de 2024 - 13:09 UTC

 

 

Suministro eléctrico reestablecido en Base Artigas de Uruguay en la Antártida

Martes, 23 de enero de 2024 - 10:50 UTC
La Base Artigas en la mayor de las islas Shetland del Sur fue fundada en diciembre de 1984 La Base Artigas en la mayor de las islas Shetland del Sur fue fundada en diciembre de 1984

La Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) de Uruguay restableció el suministro eléctrico en la Base Científica Artigas del país sudamericano en la Antártida, se informó este lunes en Montevideo. El servicio había estado interrumpido entre el jueves a las 14.28 y las últimas horas del domingo.

El problema se originó en una falla en el sistema de generación, que provocó un corte de energía en casi todas las instalaciones. Especialistas de UTE se trasladaron a la Base Artigas y trabajaron intensamente en las tareas de reparación reemplazando las bombas de inyección de combustible en los generadores, lo que permitió restablecer el funcionamiento de los equipos a las 23.15 horas del domingo, según informaron medios uruguayos.

La Base Científica Antártica Artigas, ubicada en la Isla Rey Jorge (conocida en Argentina como isla 25 de Mayo y en Rusia como isla Waterloo), fue fundada el 22 de diciembre de 1984. Está abierta todo el año y brinda apoyo logístico para actividades científicas.

“Técnicos especializados de UTE acompañados por personal de la Dotación, restablecieron el suministro total de energía eléctrica en la Base Científica Antártica Artigas. Durante algunas horas, entre la tarde y la medianoche del domingo 21/1 trabajaron reemplazando las bombas inyectoras que abastecen de combustible a los grupos electrógenos ubicados en el Área de Servicios de la BCAA logrando así el perfecto funcionamiento de los equipos. Agradecemos a @utecomunucacion y al equipo de técnicos especializados”, publicó en redes sociales el Instituto Antártico Uruguayo.

Durante el apagón en medio de las 24 horas de luz del verano, se informó que el personal de la base se encontraba en buen estado de salud, ya que se utilizaron fuentes alternativas para calefaccionar las instalaciones ante el frío antártico. También se tomaron otras medidas para la seguridad personal de los trabajadores allí destacados, según informaron las autoridades uruguayas.