MercoPress, in English

Martes, 3 de octubre de 2023 - 13:59 UTC

 

 

Florida se prepara para el huracán Idalia

Miércoles, 30 de agosto de 2023 - 10:23 UTC
“Ahora es el momento de irse”, advirtió el gobernador de Florida, DeSantis “Ahora es el momento de irse”, advirtió el gobernador de Florida, DeSantis

Alrededor de 1,6 millones de habitantes del estado norteamericano de Florida debían evacuar sus hogares en las siguientes horas ante la previsión de que el huracán Idalia tocaría tierra el miércoles en la costa del Golfo de México, al noroeste del estado, con vientos de categoría 3 (111 mph o 178 kph).

 El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo que esperaba que Idalia se fortaleciera aún más hasta convertirse en un huracán de categoría 4.

Las autoridades ordenaron evacuaciones obligatorias en ocho condados en la trayectoria de la tormenta, mientras que a la gente en otros 14 condados se les aconsejó salir mientras aún había tiempo.

“Si está bajo una orden de evacuación, ahora es el momento de irse”, advirtió el martes el gobernador de Florida, Ron DeSantis. “Usted todavía tiene un par de horas para empacar y salir a la carretera antes de que las condiciones se deterioren, pero a última hora de esta noche tendrá que atrincherarse y permanecer en el lugar”, dijo DeSantis. “Si decide quedarse, los equipos de primera intervención no podrán llegar hasta usted hasta que la tormenta haya pasado”, señaló también. “Esta tormenta va a golpear mañana por la mañana, usted comenzará a ver los efectos en partes del estado más tarde hoy”.

DeSantis declaró el estado de emergencia en 46 de los 67 condados de Florida. “Cuando hay una tormenta de esta naturaleza decimos huye del agua, escóndete del viento”, explicó también. El Gobernador ha suspendido todos los peajes en las zonas de evacuación, mientras Uber anunciaba que ofrecería viajes gratuitos a los centros de evacuación.

Unos 5.500 efectivos de la Guardia Nacional han sido activados para preparar las tareas de rescate y reparación, y más de 30.000 trabajadores de servicios públicos están a la espera mientras vientos destructivos afectan a zonas de Florida y hasta la vecina Georgia, con lluvias torrenciales que también azotarán Carolina del Norte y Carolina del Sur hasta el jueves. En Carolina del Sur, el gobernador Roy Cooper declaró el estado de emergencia por el huracán.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, declaró el martes el estado de emergencia en previsión de fuertes vientos, lluvias, inundaciones repentinas y cortes de electricidad en el sur y las regiones costeras del estado. El Servicio Meteorológico Nacional advierte que también es posible que se produzcan tornados. “Estamos tomando todas las precauciones antes de la llegada del huracán Idalia y estoy tomando esta acción ejecutiva adicional para asegurar que los activos del Estado están listos para responder”, dijo Kemp el martes.

Idalia se situó el martes al sur-suroeste de Tampa, donde los aeropuertos internacionales permanecen cerrados, mientras que Amtrak ha cancelado o modificado más de una docena de servicios ferroviarios en todo el estado. Toda la franja costera de Georgia y gran parte de la costa de Carolina del Sur estaban el martes bajo aviso de tormenta tropical.

En Florida, los residentes apuraban los preparativos con el recuerdo del huracán Ian, que hace menos de un año tocó tierra con vientos de 250 km/h (155 mph) y una marejada ciclónica de 5,1 a 6 metros (17 a 20 pies). Sólo en este estado, Ian mató a casi 150 personas y destruyó o causó graves daños en al menos 20.000 viviendas y edificios.

El ojo de la tormenta tropical Idalia tocó tierra el lunes en el cabo de San Antonio, el extremo más occidental de Cuba, y ha dejado sin electricidad a casi el 60% de los hogares y edificios de la provincia de Pinar del Río antes de fortalecerse hasta convertirse en un huracán de categoría 2 el martes. Se espera que en algún momento toque tierra como huracán de categoría 4.