MercoPress, in English

Lunes, 24 de junio de 2024 - 09:25 UTC

 

 

Exitosa gira por las Falkland de la Banda del Regimiento de Gibraltar

Martes, 21 de febrero de 2023 - 10:53 UTC
“Una gran gira, con un fuerte sentido del trabajo en equipo, unidos por el amor a la música”, describió el viaje un portavoz del Regimiento de Gibraltar “Una gran gira, con un fuerte sentido del trabajo en equipo, unidos por el amor a la música”, describió el viaje un portavoz del Regimiento de Gibraltar

Diez miembros de la Royal Gibraltar Regiment Band unieron sus fuerzas a las de sus colegas de la Princess of Wales's Royal Regiment Band (PWRR) para prestar apoyo musical en nombre del 3PWRR mientras su batallón estaba desplegado en las Islas Falkland para el Ejercicio Tiger Island.

Tras viajar a RAF Brize Norton el 15 de enero, la banda se reunió con los otros 20 músicos que formarían una gran banda compuesta por integrantes de cuatro regimientos diferentes (Princess of Wales's Royal Regiment, Royal Gibraltar Regiment, Honourable Artillery Company y Royal Artillery). Después, 16 horas de vuelo hasta Mount Pleasant.

En primer lugar, los 24 alumnos de primaria de la localidad conocieron los instrumentos de la banda y desfilaron por el vestíbulo del colegio. La banda de PWRR preparó una divertida e interactiva representación del “Music Man”, con disfraces de gaitero, piloto y futbolista para entretener a su público de 3 a 10 años.

El viernes por la noche, la banda actuó en el teatro de Mount Pleasant, que normalmente permanece en silencio, pero que cobró vida con la ayuda del Coro de Esposas de Militares, que cantó “Rolling in the Deep” de Adele y “Sing” de Gary Barlow (interpretada originalmente por el Coro de Esposas de Militares para conmemorar el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II). Al espectáculo asistieron militares en activo y sus familiares.

La banda no se limitó a la base, sin embargo, y una tarde los vio en una visita a la costa en Yorke Bay, Stanley View, y Gypsy Cove, donde contemplaron pingüinos en las playas y en sus madrigueras, una pasarela de madera condujo a los miembros de la banda a través de la pradera que salpicada de arbustos locales. Como la mayoría de las playas son inaccesibles para los vehículos, la banda hizo una excursión de 14 km hasta Bertha's Beach para contemplar la fauna local: pingüinos rey, papúa, leones marinos y marsopas. Algunos de los músicos más valientes se dieron un chapuzón en el Océano Atlántico Sur portando la bandera de Gibraltar.

Algunos miembros de la banda visitaron los memoriales de guerra del cementerio de San Carlos, donde descansan los restos de 14 de las 255 víctimas británicas de la guerra de las Malvinas de 1982, y Goose Green. Los músicos firmaron una camiseta de la banda que se expuso en el Goose Green Café, el único refectorio en kilómetros a la redonda, junto a las de otros batallones y regimientos visitantes.

El sábado, la banda viajó durante una hora al ayuntamiento de la capital, Stanley, para ofrecer otro concierto con el coro. Asistieron más de 300 personas, que escucharon música conocida de James Bond, Frank Sinatra y Memorias de África. El concierto terminó con un Himno Nacional cantado con mucho orgullo.

Los lugareños crearon un ambiente muy acogedor para el concierto, con aperitivos caseros y pasteles en el intervalo.

La banda almorzó en el acogedor Hotel Malvinas House al día siguiente.

Algunos miembros de la banda optaron por probar la merluza negra, de sabor similar al de la maruca o la rosada, y se cantó el cumpleaños feliz al director de la banda de la WO2, Tom Rundle-Wood, con la presentación de un queque de cumpleaños casero.

A pesar de los fríos vientos, la banda marchó con su uniforme completo hasta un embarcadero cercano para hacerse una foto delante de un cartel de “Bienvenido a las Islas Falkland” antes de actuar ante el público local frente a la catedral Christ Church.

Fue aquí donde algunos niños pequeños tomaron la batuta del Director de Música, el Teniente Coronel Wayne Hopla, y dirigieron a la banda.

Poco después, la banda calentó motores y actuó en el interior de la catedral con música jazz, pop y de películas.

Una vez finalizado el programa de actuaciones, la banda tuvo que recoger su equipo y recuerdos y prepararse para el largo vuelo de vuelta a casa, no sin antes participar en un torneo de bolos con equipos mixtos de los cuatro regimientos.

Un portavoz del Regimiento citado por el Gibraltar Chronicle describió el periplo como “una gran gira, con un fuerte sentido del trabajo en equipo, unidos por el amor a la música.”

(Fuente: Gibraltar Chronicle)