MercoPress, in English

Domingo, 29 de enero de 2023 - 14:56 UTC

 

 

La navegación fluvial plantea nuevos retos a Paraguay

Martes, 10 de enero de 2023 - 10:44 UTC
El río Paraguay no es 100% navegable, explicó Gómez El río Paraguay no es 100% navegable, explicó Gómez

Problemas meteorológicos y comerciales se interponen en el comercio fluvial de Paraguay, lo que preocupa en Asunción a un país cuya economía depende en gran medida de estas vías navegables.

Según el gerente de Navegación de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), Rodolfo Gómez, actualmente el río Paraguay no es navegable al 100%, y el principal problema se encuentra en la zona sur del país, cerca de la ciudad de Pilar, específicamente en Travesía Queso, Puerto Queso y Vuelta Queso.

Gómez explicó que ya se están realizando trabajos previos de dragado para habilitar un canal en los próximos días y así poder avanzar en la “dinámica” del transporte fluvial. El funcionario también admitió que el 80% del comercio nacional se maneja a través del río, por lo que el estiaje significa serios problemas.

“En este momento tenemos el problema en Vuelta Queso, Travesía Queso y Puerto Queso por lo que el río Paraguay no es 100% navegable. Esto es cíclico y cuando desagua el Bermejo siempre tenemos problemas”, dijo Gómez.

En este escenario, las autoridades paraguayas también se enfrentan a un desafío adicional por parte de Argentina, que decidió cobrar un peaje fluvial en Santa Fe por el tráfico a través del río Paraná, aumentando así los costes anuales de las exportaciones en unos 55 millones de dólares. Por ello, más de 50 cámaras empresariales paraguayas solicitaron al presidente Mario Abdo Benítez medidas de represalia “espejo” contra Buenos Aires, se informó.

La Federación Paraguaya de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), exigió al gobierno de Abdo “adoptar las medidas necesarias para la inmediata rectificación” del peaje de 1,47 dólares por tonelada de registro neto cobrado desde el 1 de enero a todos los buques que navegan por la hidrovía entre Santa Fe y Confluencia. Los granos, especialmente la soja, bajan por el Paraná en barcazas hacia puertos y fábricas uruguayas y argentinas.

“Esta imposición representa una violación a las normas bilaterales entre Argentina y Paraguay, lo que significará un costo extra para las empresas importadoras y exportadoras de Paraguay, afectando todo el costo logístico de nuestro país”, dijo la Federación en un comunicado firmado por 57 cámaras de comercio paraguayas.

Categorías: Inversiones, Paraguay.