MercoPress, in English

Lunes, 30 de enero de 2023 - 07:52 UTC

 

 

Científicos argentinos prevén regreso de protocolos contra COVID-19

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 10:51 UTC
López también dijo que la curva creciente de contagios de COVID-19 se debe a la “baja cantidad de vacunas de refuerzo” administradas López también dijo que la curva creciente de contagios de COVID-19 se debe a la “baja cantidad de vacunas de refuerzo” administradas

Profesionales argentinos de la salud impulsan el regreso de las mascarillas obligatorias y la pronta actualización de los esquemas de vacunación de la población ante el creciente número de casos de COVID-19 en todo el país.

La Ciudad de Buenos Aires ha vuelto a ser el lugar donde se ha producido el mayor número de detecciones, mientras el escenario epidemiológico entra en su cuarta semana de aumento sostenido. Por lo tanto, no se descarta el regreso de los tapados faciales y otras medidas mientras se monitorea la situación en los vecinos Brasil y Chile.

Brasil ya ha restablecido el uso de mascarillas en los viajes en avión y también en los aeropuertos. El dispositivo de protección se ha reintroducido asimismo en el transporte público de la ciudad de Sao Paulo, la mayor del continente.

“Venimos diciendo que la mascarilla debe seguir usándose en determinadas situaciones, como en el transporte público, en lugares donde hay mucha gente con poco aire acondicionado y en reuniones donde los ambientes son más cerrados”, dijo a El Cronista el infectólogo Eduardo López, quien insistió en que la curva creciente de contagios de COVID-19 se debe a la “baja cantidad de vacunas de refuerzo” administradas.

Según el Monitor Público de Vacunación, de los 41.049.293 esquemas iniciados hace dos años, sólo 6.261.537 personas han tomado un segundo refuerzo, lo cual es “fundamental para las sublíneas [de la cepa Omicron] que están circulando hoy en Argentina”.

El médico Luis Camera dijo a El Cronista que para enero o febrero de 2023 será necesario reforzar los esquemas de protección contra el COVID-19 en Argentina con una quinta dosis, seguida de una aplicación anual a partir de entonces.

“Va a haber estos brotes de ida y vuelta en el tiempo. Sí, también creo que será superable pero lo que no podemos dejar de ver, como una especie de talón de Aquiles, es la baja vacunación de refuerzo en la población joven. De ahí vendrán los contagios”, argumentó. Camera también prevé el regreso de las mascarillas en algunos distritos. Añadió que las nuevas subvariantes “extremadamente contagiosas” harán “muy difícil” avanzar en otro tipo de restricciones.

“Lo único realmente útil es tener al menos tres dosis de vacuna para los jóvenes, cuatro para los mayores y, eventualmente, una quinta”, dijo.

El infectólogo Hugo Pizzi explicó que el escenario actual con las nuevas variantes del SARS-CoV-2 es “diferente” a 2020 y 2021, ya que “ahora con las vacunas cambia la resistencia del virus”.

“Las sublíneas tienen un periodo de incubación más corto. Ahora es sólo de 2 a 4 días, lo que hace que la transmisibilidad sea mucho más fácil”, dijo también López.

Según el Ministerio de Salud de Argentina, los casos confirmados de coronavirus por criterios clínico-epidemiológicos en un paciente deben reunir al menos dos de los siguientes parámetros al mismo tiempo: fiebre, tos, odinofagia, disnea, vómitos/diarrea, cefalea/mialgia, rinitis/congestión nasal, presentar anosmia/disgeusia.

Los pacientes que cumplan al menos uno de los siguientes criterios epidemiológicos serán diagnosticados de SARS-COV2:

- Haber tenido contacto cercano con un caso confirmado en los últimos 10 días;

- Haber participado en un evento o espacio social/laboral o de otro tipo donde se hayan notificado al menos 3 casos confirmados (brote),

- Residir en un área con una incidencia mayor a 500 casos/100.000 habitantes en los últimos 14 días donde se haya activado el criterio.

(Fuente: El Cronista)

Categorías: Ciencia y salud, Argentina.
Tags: covid-19.