MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 21:00 UTC

 

 

El presidente argentino se sintió “asustado” por su problema de salud

Jueves, 17 de noviembre de 2022 - 10:39 UTC
“Tuve un problema estomacal que tengo desde hace muchos años, pero nunca se había manifestado de esta manera”, explicó Fernández “Tuve un problema estomacal que tengo desde hace muchos años, pero nunca se había manifestado de esta manera”, explicó Fernández

Antes de embarcar en su vuelo de regreso a Buenos Aires vía Madrid, el presidente argentino Alberto Fernández comentó el problema de salud que le impidió presentarse a la Cumbre del G-20 en Bali, Indonesia, y del que logró recuperarse a tiempo para una reunión privada con el líder chino Xi Jinping.

Fernánddez tuvo que cancelar la mayor parte de su agenda del G-20 debido a una gastritis erosiva que le provocó una baja de tensión por la que fue trasladado a un hospital local. “Los médicos me pidieron que por favor parara un tiempo”, explicó tras su recuperación.

También admitió que estaba “asustado” y agradeció a los numerosos dirigentes políticos de Buenos Aires que le llamaron por teléfono para interesarse por su salud, entre ellos la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK).

“Estaba asustado. Les agradezco su preocupación. Fue un mal momento. Tuve un problema estomacal que tengo desde hace muchos años, pero que nunca se había manifestado de esta manera, con el sangrado del estómago”, dijo en una entrevista radial Fernández, a quien le hicieron pruebas en el hospital de Bali para comprobar si la hemorragia se había detenido.

“Fue un mal momento que también me limitó la agenda porque el estrés y los nervios tuvieron mucho que ver y los médicos me pidieron que por favor parara un poco, así que limité todo lo que pude”, dijo.

”Cuando regrese (a Buenos Aires), haremos estudios más minuciosos, pero la rápida recuperación es un dato tranquilizador, que pudimos mostrar rápidamente“, señaló también.

El último parte médico de la Unidad Médica Presidencial, firmado por el doctor Federico Saavedra, señalaba que Fernández evolucionaba favorablemente y que había retomado sus actividades ”bajo el debido control [médico].”