MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 07:37 UTC

 

 

El gobierno brasileño iniciará esta semana la transición hacia Lula

Miércoles, 2 de noviembre de 2022 - 10:57 UTC
Tras su breve declaración, Bolsonaro no aceptó preguntas. Foto: Joedson Alves / EFE Tras su breve declaración, Bolsonaro no aceptó preguntas. Foto: Joedson Alves / EFE

El equipo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, iniciará el proceso de transición con autoridades del Partido de los Trabajadores de Luiz Inácio Lula Da Silva, a pesar de que el mandatario no admitió expresamente su derrota en la segunda vuelta electoral del pasado domingo.

El actual jefe de Estado pronunció un breve discurso desde Brasilia el martes, hacia las 16.30 horas, tras el cual no aceptó preguntas.

Sin embargo, explicó que los disturbios y los bloqueos de varias carreteras del país eran fruto de la “indignación” y del “sentimiento de injusticia” por lo sucedido en las elecciones presidenciales, en las cuales -sin embargo- surgió como líder de más de 50 millones de brasileños que defendían la paz, la libertad y la prosperidad económica.

Bolsonaro también se comprometió a seguir luchando como presidente y como ciudadano de a pie por los valores de Dios, la familia y los colores de la bandera brasileña, siempre dentro de los límites constitucionales, a pesar de que ha sido tachado repetidamente de antidemocrático.

En los dos días posteriores a los comicios, fuerzas del orden brasileñas fueron convocadas para dispersar los numerosos bloqueos de carreteras montados por camioneros y otros partidarios del presidente Bolsonaro, que insisten en que las elecciones del domingo fueron manipuladas y que la victoria de Luiz Inácio Lula Da Silva fue un fraude.

En su breve discurso del martes, Bolsonaro insistió en que no se opondría a las protestas, pero que siempre se mantendría dentro de las cuatro paredes de la Constitución y que, por lo tanto, no avalaría métodos violentos como los que utilizan sus rivales políticos.

La autopista que conduce al aeropuerto de Guarulhos de São Paulo, el mayor del país, fue bloqueada provocando cancelaciones y retrasos en algunos vuelos.

Con gases lacrimógenos, las tropas de choque de la policía de carreteras intentaron dispersar una protesta en Novo Hamburgo, en las afueras de Porto Alegre, constató un fotógrafo de la AFP.

“En este momento estamos con 267 puntos de bloqueo activos” y otras manifestaciones al borde de las carreteras, informó Marco Antônio Territo de Barros, director ejecutivo de la Policía Federal de Carreteras (PRF), quien dijo que ya se habían puesto fin a más de 300 eventos desde el domingo.

En Sao Paulo, el bloqueo de carreteras afectó al transporte de pasajeros en una importante terminal de autobuses, donde la policía intentaba negociar la salida de los manifestantes que portaban carteles con la leyenda “¡Lula no!”.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, compartió un vídeo en el que se ve a la Guardia Municipal utilizando gas pimienta para dispersar a un grupo de manifestantes. “Aquí se respetan las leyes”, escribió Paes.

El gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, aliado político de Bolsonaro, también ordenó a las fuerzas de seguridad locales disolver los bloqueos en ese estado. “La elección ha terminado, tenemos que garantizar el derecho de todos a entrar y salir”, tuiteó Zema.

Las intervenciones policiales se producen después de que un juez del Tribunal Supremo determinara el “desbloqueo inmediato de las carreteras y vías públicas.” Los llamados a apoyar los bloqueos se multiplicaron en Twitter y en los grupos bolsonaristas en Telegram, constató el equipo de investigación digital de la AFP. Un panfleto que circula en las redes convoca a una protesta en la Explanada de los Ministerios en Brasilia por la tarde.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil amenazó con multar o encarcelar al director de la Policía de Carreteras (PRF), Silvinei Vasques, si persistían los bloqueos y los atascos. El revuelo aumentó cuando los medios locales informaron de que Vasques había publicado en su perfil de Instagram un mensaje llamando a votar por Bolsonaro, que luego borró.

El estado que más bloqueos registró fue Santa Catarina (sur), donde Bolsonaro obtuvo casi el 70% de los votos.

“Nuestra fuerte representación en el Congreso demuestra la fuerza de nuestros valores: Dios, la patria, la familia y la libertad,” dijo Bolsonaro en su discurso.

Categorías: Política, Brasil.