MercoPress, in English

Lunes, 26 de setiembre de 2022 - 11:47 UTC

 

 

Venezolanos exigen la liberación del 747 de Emtrasur

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 10:06 UTC
El Poder Judicial argentino trabaja para la Embajada de EE.UU., subrayó Rodríguez El Poder Judicial argentino trabaja para la Embajada de EE.UU., subrayó Rodríguez

Cientos de simpatizantes del presidente venezolano Nicolás Maduro se manifestaron este martes por las calles de Caracas para exigir a la justicia argentina la liberación del avión de carga Boeing 747-300 de Emtrasur incautado en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en Buenos Aires.

 “¡Yanqui, ladrón, devuelve el avión!”, coreaban los manifestantes bajo el hashtag #DevuelvanElAvión. También exigieron la liberación de los miembros de la tripulación que aún tienen prohibido salir de Argentina a la espera de las investigaciones.

El carguero fue incautado el 8 de junio por un juez que inició una investigación sobre los supuestos motivos subyacentes del viaje, que se cree que están relacionados con el terrorismo y que la entrega de asientos fabricados en México para una planta de fabricación de automóviles de Volkswagen sería una fachada.

La tripulación estaba formada originalmente por 14 venezolanos y cinco iraníes. El juez permitió la semana pasada la salida de 12 de los miembros de la tripulación. Un tribunal de EE.UU. ha pedido a Argentina el traslado del avión, argumentando que “se violaron las leyes” cuando fue vendido por Irán a Venezuela.

Después de eso, Maduro envió un equipo de “expertos” a Argentina para luchar “por Venezuela”.

“Esta es una marcha antiimperialista, exigiendo al imperio que nos devuelva nuestras cosas, nuestros bienes. Combatiendo el doble discurso moral que tienen, de decir que hacen todo por la democracia y lo que resulta es que roban a los países, a los pueblos”, dijo a la AFP Carolina Carrero, una manifestante de 47 años.

“Estamos marchando porque estamos reclamando el avión que fue secuestrado por el imperio norteamericano”, dijo otro manifestante.

El 747 entró en Argentina el 6 de junio con un cargamento de autopartes procedente de México. Al no poder repostar en Buenos Aires, partió el 8 de junio hacia Montevideo, pero se le negó la entrada en el espacio aéreo uruguayo y fue obligado a regresar a Ezeiza.

“¡Eso es un sistema judicial arrodillado!” ante Estados Unidos, fustigó el presidente del Parlamento venezolano, Jorge Rodríguez. “Lo que está ocurriendo en un vulgar secuestro de un avión”, subrayó.

La marcha también exigió el desbloqueo de más de 1.900 millones de dólares en oro en el Banco de Inglaterra, también enredado en una batalla legal.

Rodríguez descartó que el diálogo sea la vía adecuada para lograr la liberación del cuatrimotor.

“No nos vamos a mover ni en cosas de diálogo ni en cosas de negociación, ni en ninguna de esas cosas. Muy sencillo, tal como lo dijimos con el diplomático secuestrado Alex Saab, les vamos a decir dos cosas: devuélvannos el avión y queremos que nos devuelvan a nuestros hermanos secuestrados”, insistió Rodríguez “en repudio a la maliciosa intención del gobierno de Estados Unidos de apropiarse ilegalmente de la aeronave secuestrada en la República Argentina y que pertenece al pueblo venezolano”.

También criticó la decisión del Poder Judicial argentino de retener el avión y a los tripulantes y dejó entrever que tanto el sistema como la fiscal argentina Cecilia Incardona no son autónomos.

“El Poder Judicial de Argentina, esta fiscal no es autónoma. Ella depende de la Embajada de Estados Unidos, es una empleada de la Embajada de Estados Unidos. No me vengan con la 'independencia' del Poder Judicial argentino, eso es mentira”, afirmó.

El acuerdo de repudio aprobado por el Parlamento venezolano será enviado a la Embajada de Argentina en Caracas, se anunció también.

Categorías: Política, Argentina, Venezuela.
Tags: emtrasur.