MercoPress, in English

Lunes, 3 de octubre de 2022 - 05:32 UTC

 

 

Falklands multa £6,240 a potero y empresa taiwanesa por pérdida de combustible en Stanley

Domingo, 7 de agosto de 2022 - 11:48 UTC
 Poteros en la rada del puerto de Stanley en los días que pasan a retirar las licencias de pesca (Foto PN) Poteros en la rada del puerto de Stanley en los días que pasan a retirar las licencias de pesca (Foto PN)

Un potero perteneciente a una empresa taiwanesa y su capitán, se declararon culpables ante un Juzgado de las Falklands de ser responsables por una pérdida de combustible en aguas de las Islas y de no haber hecho la correspondiente denuncia sobre el incidente.

 El Juzgado citó a audiencias el miércoles pasado para escuchar las declaraciones del Capitán Lih Ming Cheng del An Fong 136 y de un representante de la empresa pesquera An Fong Hua Ltda.

Como resultado se impusieron multas por valor de £6,240. El Fiscal de la Corona Stuart Walker describió como se sucedieron los acontecimientos el pasado 19 de febrero, cuando el Capitán Cheng era transportado en una lancha a su potero en la rada del puerto de Stanley.

A eso de las 16:30 la tripulación de la lancha transportadora vio sobre el agua un reflejo de combustible, e informaron lo observado a la Autoridad Marítima en Stanley. El derrame también fue visto por otra tripulación de embarque al pasar próximo al An Fong 136, y también lo informaron.

A eso de las 17:15 se hizo presente en el lugar de la denuncia el Sub Jefe del Puerto y observó una importante mancha de combustible que manaba a babor del potero, la que categorizó como “Código 2, Arco Iris”, lo cual indicaría unos 3,500 litros de combustible en una superficie de un kilómetro cuadrado.

El Sub Director del Puerto también constató que el potero estaba escorado unos 4 a 5 grados a babor. Esto combinado con tanques de combustible rebosantes originó el derrame, a través de un respiradero de los propios tanques.

Se instruyó al potero An Feng 136 que retomara el equilibrio necesario y se consideró que el combustible se estaba derramando naturalmente, sin razón de rotura alguna, y que una vez estabilizado no se precisaría de más esfuerzos de limpieza en el espejo del agua.

Walker sostuvo que el capitán de la nave, Lih Ming Chang, admitió no haber hecho intento alguno en denunciar el derrame, y esto porque estaba muy concentrado en organizar los esfuerzos de limpieza. Aunque también admitió que en parte tenía temor de las posibles consecuencias de la denuncia del escape de combustible. 

El Fiscal Walker recordó que la multa máxima por un derrame era de £1.25 millones, y que la máxima por no hacer la denuncia, eran £40,000.

El abogado por la defensa Phil Axon en nombre del capitán Cheng argumentó que el escorado del potero obedeció al proceso de anclaje, y recordó que el Sr Cheng no estaba a bordo al principio del incidente , y al retornar al potero su tarea principal fue la de cortar la pérdida y organizar la operación de limpieza.

Axon también resaltó que el no conocimiento de inglés de su cliente fue otro de los factores en no efectuar la denuncia, si bien se aceptó que efectivamente tenía la obligación legal de hacer la denuncia.

En nombre de la empresa Fong Hua Fishing la defensa corrió por cuenta de Alison Inglis quien dijo que medidas preventivas en la eventualidad de este tipo de incidentes habían sido tomadas, pero que en este caso en particular resultaron inadecuadas.

Un balde había sido colocado a la salida de la ventilación pero resultó insuficiente por el escorado del potero. Ms Inglis dijo que la empresa confiaba en el profesionalismo de sus oficiales y por tanto estaba decepcionada con el ingeniero y capitán del barco.

Empero la empresa aceptaba responsabilidad última por lo acontecido y describió las medidas adoptadas para prevenir futuros derrames.

La abogada defensora entonces explicó las pérdidas que la empresa viene acumulando hasta 2021, más de £5 millones y dijo que se anticipaban más pérdidas, ¨bastante más pérdidas este año debido al incremento en el precio del diesel combustible” .

Además enfatizó que no se habían presentado pruebas de daños al agua de la rada, a la fauna o flora de las Falklands.

Finalmente el Juzgado decidió aplicar al capitán Lih Ming Cheng una multa de £1,160 por el derrame, otras £230 por no realizar la denuncia además de £150 por costes.

En tanto la empresa An Fong Hua Fishing debe pagar una multa de £3,360 a causa del derrame, £1,190 por no hacer la denuncia además de £150 por costes. (Penguin News)