MercoPress, in English

Viernes, 12 de agosto de 2022 - 01:59 UTC

 

 

Muchos mexicanos con secuelas persistentes del COVID-19

Miércoles, 3 de agosto de 2022 - 10:38 UTC
López-Gatel estimó que los casos activos de COVID-19 han disminuido López-Gatel estimó que los casos activos de COVID-19 han disminuido

Una encuesta de la Secretaría de Salud de México publicada esta semana ha demostrado que más de un tercio de los pacientes infectados con el SARS-CoV-2 siguen teniendo problemas recurrentes conocidos como “secuelas persistentes” a pesar de haber superado la enfermedad.

 El estudio también indicó que el 62,5% de los infectados sufre una repercusión posterior, aunque sólo temporal. El efecto más frecuente es la “fatiga”, seguido de dolor muscular o articular, tos, dolores de cabeza, pérdida o disminución del olfato, dificultad para respirar, fiebre y pérdida o disminución del gusto.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (Ensanut 2021) descubrió que otros efectos posteriores eran “dificultad para dormir, pérdida de peso, falta de aire, ansiedad y dolor en el pecho”.

El estudio, realizado entre agosto y noviembre de 2021 en 12 mil 619 hogares, también reveló que 75% de los mexicanos tenía anticuerpos después de la infección o de la vacunación y que 57.9% de los residentes se había infectado en alguna medida.

La investigación también encontró que el 70% de las personas infectadas con COVID-19 fueron tratadas en clínicas privadas, ya que el sistema nacional de salud se vio presionado más allá de sus capacidades en medio de un escenario pandémico. Al menos el 32,1% de los pacientes acudió a clínicas con médicos privados en los barrios y el 11,7% a clínicas adyacentes a farmacias, donde los médicos suelen estar menos cualificados y sus prescripciones suelen estar vinculadas al consumo de medicamentos, según el informe.

Arantxa Colero, especialista del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del INSP, dijo a ANSA que “la gente tiene la sensación de que el costo de las consultas en las farmacias es bajo” porque no considera el desembolso en medicamentos, que “es alto”. Otro 10% se atendió en consultorios de hospitales privados, 6,7% recibió atención privada en su domicilio y 2,7% a distancia, indicó el estudio. Colero también argumentó que la mayoría de los mexicanos prefieren las clínicas privadas por temor al contagio en los hospitales estatales.

“No hay pruebas de que la calidad de la atención en el sector privado sea mejor que en el público”, dijo Colero.

Con más de 327.000 muertes y 6,7 millones de contagios, México fue el quinto país del mundo con mayor mortalidad por la pandemia, después de Estados Unidos, Brasil, India y Rusia.

Al parecer, la quinta oleada de COVID-19 alcanzó su punto álgido el 13 de julio, pero desde entonces el número de casos se ha ido reduciendo, según el viceministro de Salud, Hugo López-Gatel, que estimó que los casos activos habían disminuido. Las autoridades mexicanas siguen recomendando medidas preventivas junto con el uso de mascarillas y mantener la distancia social. (Fuente: ANSA)